Archivo de la etiqueta: BITTIA

¿Qué ver en YouTube?

En el último año he aumentado bastante mi consumo de contenidos en YouTube. Como mucha gente, solía entrar a la plataforma para ver virales, vídeos musicales y alguna web serie, pero poco más (¡el canal de Bittia, por supuesto!).

Apenas estaba suscrito a ningún canal. Esto era debido principalmente a la influencia de los medios tradicionales, obsesionados con un perfil concreto de youtuber (denominación que reciben los autores que suben vídeos a la plataforma) y sus ingresos, un tema recurrente en las noticias relacionadas con YouTube. La idea del chaval haciendo el tonto mientras juega a algún videojuego (gamers) me espantaba y apenas perdía tiempo en ver qué me podían ofrecer

.youtube-logo-full_color

Tratando de superar este cliché comencé a ver contenido de varios de los autores más populares en España y, si bien es cierto que me sorprendió ver una mayor variedad de lo que yo esperaba (no todo son gamers), no dejaba de tener la sensación de que muchos eran esclavos de su público. Si veías sus vídeos más populares y luego los más recientes, observabas como los contenidos de canales completamente distintos en origen comenzaban a asemejarse entre sí, dando la sensación de que habían dado con la tecla para rentabilizar cada uno de sus vídeos, imponiéndose incluso cierta autocensura. Si alguien hacía un vídeo de preguntas de suscriptores, a la semana había otros 100 en otros canales y la originalidad caía en picado.

Evidentemente, esta primera inmersión no fue especialmente satisfactoria pero conseguí mediante búsquedas, vídeos relacionados y artículos en Internet dar con contenidos de interés para mí. Aunque la mayor parte de los vídeos que veo son de humor, he ampliado bastante la variedad de canales a los que estoy suscrito. Aquí dejo algunas (que podrían ser muchas más) de mis recomendaciones:

Nekojitablog

Seguramente sea el canal al que esté más enganchado ahora mismo. Un matrimonio formado por una japonesa y un español afincado en el País del Sol Naciente explica cómo es la vida en Japón, desmontando todo tipo de estereotipos occidentales sobre sus gentes y tradiciones.

nekojitablogLOGO

axelcasas

Llegué hace años a su canal a través de su web serie VHS, llevada más tarde al canal de televisión TNT por la productora El Terrat. La serie, situada en un videoclub, partía de la crítica a una película de serie B como punto de partida de las andanzas del propio Áxel Casas y su amigo Ronquete (habitual en sus producciones). Tanto VHS como sus posteriores proyectos son una fuente inagotable de risas.

Fortfast WTF

Autodenominado “el Iñaki Gabilondo de la botellonada” este youtuber se hizo muy popular por los vídeos donde, micrófono en mano, hacía todo tipo de cuestiones en botellones universitarios. Siguiendo el mismo formato, ha puesto en más de un apuro a jóvenes, mayores, extranjeros o incluso políticos en todo tipo de eventos.

Around The Corner

Aunque no soy muy de maquillarme y no me acabo de combinar bien un body, muchos de sus contenidos (más allá de los típicos vídeos de preguntas y respuestas, tags o challenges de YouTube) me parecen bastante entretenidos y bien editados. Mención especial para los vídeos de DIY (Do It Yourself, Hazlo tú mismo), que me encantan.

Entrena con Sergio Peinado

Sergio Peinado es entrenador personal y sube mucho material para que todos nos pongamos como burros mediante consejos prácticos y una gran de rutinas de pocos minutos que él mismo hace en sus propios vídeos.

Ecce-Loulogio

Loulogio

Aunque Loulogio ganó mucha notoriedad ya hace años en YouTube gracias a sus cómicos doblajes de productos de teletienda (Telemierda Entertaiment) su pasión por el cine y cómics es lo que me ha enganchado a su canal.

Rodrigo Fáez

El periodista asturiano de beIN Sports tiene un vídeo blog de lo más interesante para los amantes del fútbol. Trabajar cubriendo la Copa de Europa durante el pasado curso le ha permitido crear el ‘Diario de Champions’ relatando las experiencias de sus viajes por el Viejo Continente.

rodrigo faez

andro4all

¿No sabes qué móvil Android comprarte? andro4all es famoso por sus completas reviews de terminales con el sistema operativo de Google exponiendo de forma clara y sencilla los pros y contras de cada teléfono.

aNDRO4CILL

Tastemade

Si te gusta la cocina en este canal encontrarás un filón. Existen versiones en inglés y español con recetas y otros contenidos diferentes entre sí.

TASTEMADE

Cómo se vende ‘software’ libre y por qué deberías comprarlo

redhat_ad_authentication_sssd

Por Álvaro Hernández. A través de Hoja de Router

“Libre” no es “gratis” y estas empresas luchan día a día por demostrarlo

Aunque en inglés ‘free’ tenga ambas acepciones, que algo sea “libre” no quiere decir que sea “gratis”. Richard Stallman, el padre del movimiento por el ‘software’ libre,  lo ha repetido hasta la saciedad, y algunas compañías se han empeñado en demostrarlo: desarrollar una herramienta ‘open source’ no implica una renuncia a ingresar dinero por el trabajo realizado.

Aunque el código de las herramientas se comparte libremente y cualquiera puede hacer uso de él, hay empresas que persiguen lo que podría parecer una utopía: vender ‘software’ libre y hacer de él un negocio. Siguiendo la estela del gigante Red Hat, firmas españolas como Bitnami o Bitergia han logrado hacerse un hueco en este sector que quiere dejar claro que “libre” no tiene por qué ser “gratis”.

A día de hoy, el mejor ejemplo de lo que podría parecer la gran paradoja del ‘software’ libre es la empresa estadounidense Red Hat. Nacida en 1993, se autoproclama “líder mundial del código abierto” y tiene motivos para ello. No en vano, la compañía  está valorada ya en más de 2.000 millones de dólares, cerca de 1.800 millones de euros al cambio actual.

En realidad, Red Hat y compañías similares no se dedican simplemente a vender ‘software’ libre, sino que van un paso más allá para ofrecer un soporte de calidad por el que los clientes sí están dispuestos a pagar. Al fin y al cabo, el código fuente está disponible, y en función de la licencia cualquiera puede hacer uso de él o incluso mejorarlo libremente. Nadie en su sano juicio pagaría por algo que puede obtener de forma gratuita, a menos que se ofrezca junto a un servicio de mantenimiento y de actualizaciones por el que sí merezca la pena pasar por caja.

Bitnami_logo

“Casi el 95 % de las aplicaciones que tenemos nosotros son ‘software’ libre”, explica a HojaDeRouter.com Daniel López, cofundador y CEO de Bitnami, una compañía española con sede en San Francisco que sigue los pasos de Red Hat en lo que a hacer dinero con el ‘software’ libre se refiere.

La empresa, creada por el sevillano junto a  Erica Brescia en 2004, ofrece  aplicaciones de servidor para desarrollar servicios y plataformas en la nube. El peso de Bitnami es cada vez mayor: más del 50% de las aplicaciones disponibles  en el mercado de Amazon Web Services las han desarrollado ellos, tal y como explica López. Eso sí, todas son completamente gratuitas.

“El 99 % de la gente no nos paga ni nos pagará nunca, y nos parece perfecto”, reconoce el CEO de la compañía. “Pero hay un porcentaje a los que les ofrecemos como servicio la posibilidad de monitorizar su aplicación, de hacer copia de seguridad y de administrarla de una forma sencilla”. Y es ahí donde toca hacer caja.

Bitnami ya cuenta con más de 70 empleados (un tercio en España, otro en San Francisco y otro repartido por lugares como Gran Bretaña, Polonia o India) y López vaticina que, antes de final de año, serán más de un centenar. La empresa lleva tres años duplicando su facturación y en 2013 consiguió cerrar una ronda de financiación de más de un millón de euros que dicen no haber utilizado. “Fue simplemente para tener dentro de la compañía a algunos inversores con los que teníamos ganas de trabajar. Entre ellos, Eric Hahn, uno de los primeros inversores de Red Hat”, cuenta López.

 

Pero no es necesario cruzar el charco para encontrar empresas que hayan hecho de la venta de ‘software’ libre un negocio. Según explica el presidente de la Federación de Asociaciones de Software Libre ( ASOLIF),  David Olmos, se estima que “los ingresos provenientes directa o indirectamente de las tecnologías abiertas suponen más de un 30 % de la facturación del sector TIC” en España.

Sin embargo, la mayoría de los clientes de pago de este tipo de servicios se encuentran en Estados Unidos y en el norte de Europa. Nuestro país no parece haberse acostumbrado aún a pagar por ‘software’ libre. Irónicamente, desde ASOLIF afirman conocer casos de grandes grupos empresariales españoles que acuden a Estados Unidos en busca de una solución de código abierto “porque dicen que no lo encuentran en España, cuando sí que existen empresas que prestan ese servicio”.

El CEO de Bitnami llega a asegurar que su compañía apenas tiene clientes en España. “Ni queremos tenerlos”, sentencia, “porque el modelo que hay aquí en realidad no es el de vender ‘software’ libre, sino que se venden consultorías: en muchísimos casos la Administración o los clientes lo que quieren es que sea gratis”. La situación es distinta en Estados Unidos.

De los 14 clientes de Bitergia, 12 son estadounidenses. Desde Leganés, la compañía ofrece analíticas de los procesos de ‘software’, sobre todo de los relacionados con el ‘software’ libre. Trabajan para instituciones como Wikimedia Foundation o la propia Red Hat y  las herramientas con las que realizan sus métricas son también de código abierto. A pesar de ello, Bitergia ya factura en su cuarto año de vida cerca de 400.000 euros.

bitergia-logo

“Ellos pueden repetir el análisis y eso es un valor añadido”, explica el responsable de desarrollo de negocio y ‘marketing’ de Bitergia, José Manrique. “Por eso creemos que debemos seguir diferenciándonos en el servicio y no en el código”.

Desde la compañía señalan que la principal diferencia entre los contratos estadounidenses y los potenciales clientes españoles es la velocidad de adopción de la tecnología. Mientras que en América todo se reduce a que el precio del servicio se ajuste al presupuesto y a probar su utilidad durante los primeros meses, en España “el proceso es mucho más burocrático”, comenta Manrique.

 

INDEPENDENCIA

 

Más allá de las dificultades del mercado patrio a la hora de hacer dinero con el ‘software’ libre, cabe preguntarse qué ganan los clientes que deciden poner su dinero en el ‘open source’. “Las empresas son conscientes de que contratar licencias de ‘software’ sin servicio asociado no les aporta valor añadido”, corrobora David Olmos. Además, contar con herramientas de código abierto les permite disfrutar de algo más:  la independencia.

“Básicamente, el mejor argumento viene relacionado con que no tienes ninguna atadura tecnológica con el proveedor”, cuenta Manrique. “Si dentro de dos años Bitergia no existe, la tecnología que hemos hecho estará ahí para que la gente la use”.

 

Así, quienes hayan pagado por las métricas de la empresa española no se encontrarán con una herramienta obsoleta y desprovista de actualizaciones, sino que tendrán entre sus manos un código gratuito que podrán utilizar siempre que quieran y mejorar a su antojo. “Es un doble riesgo, pero también es una baza con la que juegas: alguien muy bueno puede llegar y mejorar lo tuyo. Es una ventaja que tiene el comprador: no está atado a nadie en concreto”, concluye el portavoz de Bitergia.

Mirando al futuro, todo apunta hacia un prometedor panorama en el que el ‘open source’ no solo no sea un bicho raro (desde ASOLIF Olmos explica que “más del 90 % de las ‘startups’ tecnológicas que se crean lo hacen en torno a tecnologías abiertas”), sino en el que pagar por él sea habitual. “Eso a lo mejor era un problema hace una década”, rememora Daniel López. “A día de hoy, yo lo veo al revés: la gente a nivel de infraestructuras quiere ‘software’ libre”.

¿Una tienda online? Lo que hay que saber

Eduardo Martínez Cristóbal. Desarrollador web/mobile

Una de las especialidades de Bittia es el desarrollo de tiendas online. Muchos son los clientes que han confiado en nuestro trabajo y que han implementado este servicio en sus páginas web. Sin embargo, y sin dudar de los beneficios que reporta este modelo de comercio, es importante llegar al punto de tomar la decisión de crear una tienda online con unas cuantas ideas claras. Aquí se resumen algunas que pueden ser utilidad.

Antes de empezar

Existen varios puntos fundamentales a tener en cuenta antes de iniciar el desarrollo de una tienda en línea que sirvan para asentar las bases del proyecto.

Actualmente, existe un error muy extendido al pensar que una tienda en línea requiere menos tiempo y esfuerzo que una tienda física, cuando más bien es lo contrario, ya que hay que tener en cuenta aspectos como los horarios, los envíos o la asistencia.

Los pilares fundamentales sobre los que sostener una tienda en línea son, además de la calidad del producto (obviamente), la transparencia de cara al cliente, la facilidad para comprar y la presencia en Internet de nuestra tienda.

Competencia

Evidentemente, el primer paso debe ser conocer si hay alguien que ya vende a través de Internet nuestro producto. Comprobar quién (recurriendo a su asistencia técnica o contacto comercial, por ejemplo) y cómo lo hace (leyendo sus condiciones de venta, viendo sus promociones, añadiendo productos al carrito o realizando una pequeña compra, por ejemplo) es una buena forma de saber con qué encontrarnos, encontrar ideas y buscar puntos fuertes y débiles en los que basar nuestra página.

TIENDA ON LINE 1

Métodos de envío

El envío de los artículos es un punto fundamental a tener en cuenta en una tienda en línea. El cliente siempre espera un servicio rápido y seguro por lo que es indispensable definir muy claramente los métodos y tiempos de envío, así como las condiciones de devolución.

Hoy en día muchas agencias de transporte ofrecen servicios express de 24/48 horas a precios asequibles con precios que varían según destino y peso.

Es recomendable escoger el transportista antes de comenzar a desarrollar la página a fin de poder escoger la mejor solución para la web que vayamos a crear.

Métodos de pago

Del mismo modo que una página requiere de un buen servicio de envíos, ésta debe ofrecer al cliente la posibilidad de pagar a través de los métodos más habituales.

PayPal y una pasarela de pagos (Terminal de Punto de Venta, TPV) contratada a través de nuestra entidad bancaria son las formas más habituales de recibir cobros.

Si bien darse de alta en PayPal es relativamente fácil y rápido, la solicitud y alta de un TPV virtual se puede demorar días o incluso semanas dependiendo de la entidad bancaria, por lo que es recomendable realizar los trámites a la mayor brevedad posible.

Cada entidad bancaria utiliza una pasarela de pagos distinta, por lo que la programación del TPV variará en función de con quién contratemos el servicio. Así, al igual que con los métodos de envío, es importante definir previamente quién nos da el servicio de cara a escoger la mejor solución para nuestra web.

Otros métodos de pago podrían ser el pago contra reembolso, el cual se gestionaría a través de la agencia de transportes, o la transferencia bancaria, facilitando al usuario un número de cuenta donde realizar el pago del pedido.

En cualquier caso, es importante que el método de pago resulte reconocible y fiable para el usuario para evitar que éste recele ante una posible página de fraude.

TIENDA ON LINE 2

Condiciones de compra y Condiciones de envío y devolución

Definir muy claramente cuáles son las condiciones en las que el cliente compra y recibe el pedido ahorrará muchos conflictos con él y ayudará a afianzar una imagen de transparencia a nuestro negocio en Internet.

Contacto

Muchos clientes potenciales tienen como práctica habitual ponerse en contacto con la tienda en línea simplemente para ver que hay alguien ‘detrás’.

Facilitar varios métodos de contacto y dar una respuesta rápida a través de ellos permitirá a los clientes resolver sus dudas. Facilitar un teléfono y una cuenta de Skype (indicando en ambos casos unos horarios de atención para evitar malos entendidos)  así como una dirección de correo electrónico son las mejores vías de comunicación.

Facilitar también datos como el CIF o la dirección fiscal de la empresa puede ser importante para aumentar la seguridad del cliente en nuestra empresa.

TIENDA ON LINE 3

Puesta en marcha

Una vez que ya hemos sentado las bases de nuestra tienda en línea, comienza el proceso de desarrollo y puesta en marcha.

Catálogo

La presentación de nuestros productos es fundamental. Un buen nombre y una buena descripción pueden ayudarnos a posicionar mejor nuestra tienda en Internet. Múltiples imágenes de buena calidad permitirán al cliente comprobar mejor la calidad del producto. Facilitar datos técnicos, en el caso de que los hubiera, o incluir productos relacionados con el que se esté consultando en ese momento son otros puntos favorables.

Presencia en Internet

Que nuestra tienda esté en Internet no implica que la gente sepa que nuestra tienda exista. A fin de llegar a un buen número de clientes potencias sin fiarlo todo a las búsquedas que éstos hagan en los buscadores; podemos darnos de alta en comparadores de precio.

Los comparadores de precio dan servicios, por lo general gratuitos, a tiendas en línea. Sincronizando nuestro catálogo con el suyo, facilitándoles periódicamente los productos, descripciones y precios de éstos, podremos conseguir accesos a nuestra página desde otras páginas.

Otra opción es recurrir a pagar por publicitarse en buscadores, siendo la opción más extendida Google Adwords. Google nos cobrará un importe por cada clic que hagan en nuestra publicidad, dependiendo el coste de los términos de búsqueda por los que queramos aparecer.

Las redes sociales nos sirven tanto para promocionarnos como para conseguir un feedback de forma rápida y barata. Facebook, Twitter o Instagram son las plataformas más populares y otras con Pinterest también pueden resultar interesantes para darnos a conocer.

Dado que cada red cuenta con su propia idiosincrasia, es recomendable adaptar el lenguaje y los contenidos a cada una de ellas, evitando en la medida de lo posible duplicar contenidos.

Llevar a cabo acciones promocionales (ofertas, descuentos, regalos, concursos, etc.) tanto en nuestra web como en nuestras cuentas en redes sociales debe ser siempre una opción a tener en cuenta.

¿Pero qué es lo que hace sufrir (y disfrutar) tanto a la gente creativa?

A través de Yorokobu por GONZALO TOCA

Enlace directo al artículo en Yorokobu 

15 MARZO 2016

Todos decimos admirar la creatividad y, sin embargo, todos la castigamos de forma implacable cuando cuestiona nuestras creencias. Odiamos la incertidumbre cuando no la provocamos nosotros. Por eso, la sociedad da tantas veces con la puerta en la cara a los creativos y los obliga a superar una educación donde se premian la imitación, la uniformidad y la memorización, y se penalizan la intuición, la individualidad y la diferencia. Los comportamientos distintos y dispersos deben ser corregidos.  Ellos deben ser corregidos. Y pronto.

A los psicólogos estadounidenses Valina Dawson y Erik Westby se les ocurrió en 1995 la genial idea de cruzar los datos de los alumnos creativos de una clase y los de los favoritos de los profesores. Entonces descubrieron que los maestros dicen admirar la creatividad, pero prefieren a los niños obedientes. Se comportan como los jefes que esos mismos niños encontrarán cuando tengan que trabajar. El mensaje que reciben desde la infancia es claro: el reconocimiento y la estima de la autoridad dependen de la habilidad con la que ejecutemos sus órdenes. Nos pagan para pensar, no para discrepar.

creatividad1-e1418248074748

A pesar de eso, los adultos innovadores son, por lo general, unos niños crecidos que, aunque pasan los años y las décadas, nunca han dejado de jugar e imaginar muchas veces de forma completamente estrambótica colores, objetos, ideas, sabores y hasta sus propias vidas. En el libroWired to Create, los autores destacan este juego perpetuo como una de las diez grandes características de las personas creativas —en las que está inspirado este reportaje— y dan la voz de alarma. ¿Por qué?

Los colegios han limitado progresivamente el tiempo dedicado a jugar y los padres, cada vez más ocupados, les han añadido actividades extraescolares a los niños donde no hay espacio para fantasear con otros mundos posibles, que es el germen del pensamiento crítico. La vida, y sobre todo el trabajo, es algo muy serio, se dicen los padres, y la fantasía y el placer se reservan únicamente para el ocio (donde, en realidad, les esperan nuevas obligaciones). Nunca tienen tiempo para jugar; por eso nunca tienen tiempo para crear.

 

Ensimismados

Existe otro aspecto con el que los creativos disfrutan y que también pone en guardia a padres, jefes y profesores: su inagotable capacidad para soñar despiertos. Hablamos de una especie de conexión con el monólogo interior de sus pensamientos y emociones que les permite, sin prisa y sin presión, asociar libremente ideas, buscar enfoques distintos para sus problemas, dar sentido a sus vidas (necesitan imaginar una narrativa que les ayude a explicar quiénes son y qué han venido a hacer a este mundo), planificar el futuro o asimilar experiencias y sensaciones nuevas.

Todo ello se produce en soledad, un aspecto de sus vidas que cultivan en medio de una sociedad híperconectada y obsesionada con la pertenencia al grupo. No tardarán en levantar sospechas y escuchar diversas variaciones de «¿Te crees mejor que los demás?», «¿Tiene su hijo problemas de integración? » o «¿Por qué le das tantas vueltas a todo?».

CREATIVIDAD 1

El peculiar monólogo interior al que nos referimos no tiene por qué ser siempre placentero. Es perfectamente posible que la solución a un problema resulte traumática, que fantasear sobre sus vidas los lleve a la frustración cuando regresan a la realidad o que las experiencias y las sensaciones con las que conecten les provoquen dolor y angustia.

También es importante tener en cuenta que este ensimismamiento se parece al despiste o la falta de atención, y que está muy lejos de serlo. De hecho, las narrativas sobre quiénes son y qué están destinados a conseguir son estímulos fundamentales para que los creativos no pierdan la confianza en sí mismos, venzan a la adversidad e intenten hacer realidad ese destino imaginario.

Los creativos se enfrentan a un mundo que, por lo general, les niega su reconocimiento y a veces también el cariño durante años (¿Te crees especial? ¡Tú no eres especial! ¡Todos somos especiales!). En estas circunstancias, no es extraño que se instalen, como un ruido intermitente en sus vidas, las dudas sobre su talento y originalidad, el miedo a no obtener nada a cambio de su esfuerzo y la angustia que les produce que sus seres queridos vivan preocupados por ellos o que ellos mismos estén exponiendo a sus familias a sacrificios innecesarios por puro narcisismo (¿Tengo derecho a vivir de mi vocación si me impide pagar una buena educación a mis hijos?).

Poner orden en sus emociones, experiencias e ideas es una función igual de importante que la de construir narrativas estimulantes. Los creativos suelen ser personas hipersensibles y especialmente abiertas a probar cosas distintas y eso quiere decir que perciben con más matices e intensidad las situaciones cotidianas, que suelen empatizar más con el resto (o proyectarse sobre ellos inventándose historias y creyendo que los entienden) y que buscan experiencias nuevas que les descubran sensaciones desconocidas. Dicho de otra forma, necesitan mucho tiempo para ordenar sus emociones, experiencias e ideas, porque tienen muchísimas emociones, experiencias e ideas que ordenar.

Una pregunta interesante es cómo, con esta orgía perpetua de excitación, curiosidad y depresión que les despierta la vida, consiguen llevar a cabo un proyecto innovador de principio a fin. La respuesta sencilla es que muchos no lo consiguen y que algunos dejan de poder hacerlo. Un ejemplo de lo primero es esos escritores que nunca terminan de publicar su primer libro, y un ejemplo de lo segundo lo encontramos en esos grupos de música que se echan a perder. Es discutible que tanto en un caso como en el otro se les pueda seguir considerando creativos, porque la creatividad es una actividad, no una capacidad. Los alpinistas son los que suben montañas, no los que pueden subirlas ni los que sueñan con subirlas.

creativity-70192_960_720

Los que tienen éxito

Las personas que consiguen materializar los proyectos que soñaron lo hacen por tres habilidades distintas: visión estratégica, pasión y capacidad para convertir los estacazos de la adversidad en motivación para seguir adelante.

Se necesita visión estratégica para diseñar un plan ordenado y lo suficientemente flexible para que su voraz curiosidad y vaivenes emocionales no les impidan concretar sus ideas. Si tiene en la cabezael embrión de una novela o una aplicación móvil novedosa, lo primero que hace una persona creativa es acariciar su belleza, obsesionarse con ella, chapotear en su talento y buena suerte, asustarse con la posibilidad de que alguien se la quite y buscar una estrategia que le permita desarrollarla y darla a conocer antes que nadie. Cada vez son más los que utilizan dos técnicas: la meditación, para concentrarse mejor y reducir su implacable autocrítica; y el cultivo del placer no solo por la creación sino por el —mucho menos emocionante— proceso creativo.

La pasión es la furia que arrastra a los innovadores a obsesionarse con dominar la técnica en la que quieren aportar algo original, la que genera el estado orgásmico de flow que aflora en sus pechos cuando dan a luz la idea, la que impide que se desenamoren de ella en los momentos de tedio y frustración que exige la ejecución de cualquier novedad que merezca la pena y la que los empuja a que la principal vara de medir no sea lo que consiguen los demás, sino la meta que ellos se habían marcado.

La tercera habilidad es, como decíamos, convertir los estacazos de la adversidad en motivación para seguir adelante. Los que no dejan de crear durante toda la vida lo hacen no solo porque las dudas que albergan sobre sí mismos, los portazos en la cara o la intensidad de las emociones extremas no han podido con ellos, sino también porque han utilizado esas dudas, esos portazos y esas emociones traumáticas para convencerse de que han venido a aportar algo único, algo importante, algo que merece ser tenido en cuenta y que, tarde o temprano, se terminará apreciando.

Quizás lo más misterioso de las personas creativas no sea ni la fuente de su inspiración ni su manera de surfear —o de ahogarse ocasionalmente— en la adversidad, los grandes planes o las pasiones extremas. Lo más fascinante es la forma en la que resurgen y sienten sus pensamientos y sus emociones, por dolorosas o alegres que sean, como un continente por explorar, por imaginar, por intuir. Son los exploradores de un pequeño planeta… y ese planeta no es otro que su mirada. Una mirada de infinita curiosidad.

El periodismo, el Twitter y la histeria colectiva

tvtwitter

A través de lainformacion.com y Borja Terán

Twitter es una poderosa ventana a la información. No sólo como plataforma de acceso a contenidos o noticias, también como vía de participación e incluso útil púlpito para la pataleta o la protesta.

Twitter se construye entre todos los usuarios, sin fronteras ni clases, un valor añadido de nuestro tiempo, como punto de encuentro abierto aldebate plural, vivo y creativo sin aparentes cortapisas. Pero existen cortapisas. Y peligrosas.

Porque el peor enemigo de Twitter es… Twitter. La red social se mueve a una vertiginosa velocidad, con una intensidad que abruma hasta descolocar. Una vorágine histérica y precipitada que, muchas veces y ante asuntos especialmente polémicos, anula cualquier dosis de esa templanza, moderación y sensatez que son necesarias para analizar con perspectiva y rigor la rabiosa actualidad. ¿En Twitter todo se magnifica como en Gran Hermano? Algo así.

Y dentro de esa exaltación que producen los temas más sensibles, lo que en principio es un valeroso foro de intercambio de informaciones y puntos de vista se transforma en una herramienta perfecta para lanzar titulares sectarios o interesados, que no son del todo ciertos o que incluso buscan confundir adrede. Difama que algo queda: es una consigna perfecta para la red del pajarito. Y es que en Twitter queda, y mucho, pues la celeridad con la que fluyen (y se expanden) los contenidos no deja tiempo, en muchos casos, a expresar una opinión mínimamente reposada o asimilar con perspectiva lo que de verdad bulle entre retuiteo y retuiteo. Es muy fácil caer, de hecho, y compartir una información errónea. Pocos usuarios han podido evitarlo. ¿Cuántas veces se ha dado por muerto a alguien que en realidad está vivo y coleando? ¿Cuántos bulos se difunden cada día?

El periodismo, en este sentido, debe ser, ahora más que nunca, clave para digerir tanto caudal informativo en unas redes sociales en lo que no todo está contrastado. No todo es cierto, ni mucho menos. Y muchas mentiras se pueden convertir en verdades a fuerza de retuiteos. Y esto además, muchas veces, no es fruto de la dinámica misma de la red social, sino que también hay gente, con nombre y apellidos, interesada en que determinadas falsedades parezcan ciertas. Y se sueltan las libres. O se tiran las piedras y se esconden las manos.

En esta tesitura, son los medios los que han de erigirse como guardianes de la verdad, pero lo que está ocurriendo, en cambio, es que los medios también sucumben a la tentación de la rapidez del multi-impacto tuitero. Cada vez están más obsesionados con las audiencias que surgen de las redes sociales, estudian los trendings topics y examinan lo que funciona viralmente y lo que no, jugando en la liga de esa vorágine tuitera que se queda en la superficie simplista y pobre y no intenta poner el foco en las causas y circunstancias de los hechos. De cualquier tema. Ya sea corrupción, imputación, tuits inadmisibles o indignaciones colectivas. Ahora Twitter y sus pantallazos llenan horas y horas de televisión, del magazine al Telediario, aunque el tema no dé más de sí. Si lo dice Twitter, parece que ya es noticioso.

En 2015 vivimos aparentemente multi-informados, pero ¿estamos realmente informados? ¿Accedemos a información de calidad o nos perdemos entre tanto enlace con cebos sensacionalistas buscando llamar nuestra atención de manera desesperada? ¿Contamos con las armas adecuadas para la reflexión serena a la hora de crearnos una opinión sobre tantos y peliagudos asuntos que nos incumben cada día? La respuesta a estas tres preguntas depende, en última instancia, de lacapacidad de cada usuario para discernir entre lo esencial y la morralla. Y es el periodismo el que tiene la responsabilidad de enfocar, ordenar y dar luz a lo que pasa y se habla en Twitter.

Twitter fomenta la información basura, el Telediario fast-food, pero el periodismo debe relativizar para separar lo relevante de lo irrelevante, lo noticioso de lo que solo es humo, lo ético de lo inflado. Y ha de evitar el efectismo fácil que busca el retuieto multitudinario y que deja fuera de las escaletas asuntos cruciales.

En definitiva, Twitter parece periodismo, pero no lo es. Sólo es el cauce que, bien usado, es una buena herramienta periodística. Aunque a veces nos mareen en el camino. O cueste mucho encontrar la aguja en el pajar.

@borjateran

Venta on line. Una experiencia personal y empresarial.

Por Codés Labra

Cada vez más personas optamos por comprar a través de Internet, y no es que lo diga yo; según el “Informe sobre el comercio electrónico en España a través de identidades de pago” esta actividad ha crecido un 24,1% con 56,6 millones de compras realizadas.

En mi último año de carrera me busqué mis primeras prácticas y, gracias a una beca del Banco Santander, las pude realizar en una empresa de mi elección que fue MALBAC, una tienda online de ropa y complementos para mujer. Por diferentes motivos y con muy poca experiencia laboral me vi “casi” al frente de una tienda online durante un verano. Me lo tomé como un training donde a base de “googlear” fui sobreviviendo.

Estaba realizando un curso de “Desarrollo de  productos editoriales multimedia” con vistas a irme al extranjero pero por motivos que no vienen al caso, no era un buen momento para salir de España y yo necesitaba algo más que un curso de formación para el empleo. MALBAC se traspasaba, así que lo vi claro y compré la tienda online.

No os puedo hablar de cómo empezar desde cero porque cuando me hice con el traspaso la tienda ya estaba en marcha. Ya tenía una imagen corporativa, la página web funcionaba a la perfección, existía un contrato con una empresa de mensajería para realizar los envíos y ya tenía una “comunidad” creada con dos mil seguidores en Facebook, mil seguidores en Twitter y una clientela. Así que intentaré explicar algunos elementos importantes que creo que os pueden ayudar si estáis pensando en crear un comercio electrónico.

MALBAC LOGO

MALBAC está creada con Prestashop, un gestor de contenidos cms gratuito pero que se compone de servicios –o módulos – que sí hay que pagar. La instalación y puesta en marcha no es demasiado sencilla así que tendréis que contratar estos servicios a una empresa externa a no ser que seáis unos cracks de la informática. También es conveniente que trabajéis con un informático de confianza para que os solucione los problemas que os puedan surgir una vez que la tienda esté en marcha.

Además para poder instalar vuestra tienda online necesitaréis contratar también los servicios de hosting o almacenamiento así como registrar vuestros dominios. Empresas como 1and1, Dinahosting o Hostalia ofrecen este tipo de servicios.

Os recomiendo que uno de vuestros pasos iniciales sea crear un plan de empresa en el que debéis realizar un análisis de vuestro tipo de negocio, así como del mercado y de vuestros competidores estableciendo un modelo organizativo para conseguir vuestros objetivos. Este puede que sea uno de los pasos más pesados pero a la vez más importantes porque será vuestra guía, necesitáis planificar. No os agobiéis si no sabéis cómo se hace, en Internet podéis encontrar un montón de información al respecto.

La planificación es muy importante así como la gestión de vuestros recursos para aprovechar al máximo vuestro tiempo y dinero. Esto es válido para cualquier cosa, pero arrancar un comercio desde cero requiere mucho esfuerzo y sobre todo mucho tiempo.

Una vez cogí el traspaso lo primero que hice fue actualizar la pasarela de pago, vincularla a una nueva cuenta bancaria. Este es un servicio que ofrecen los bancos a todos los comercios y por el que cobran una pequeña cantidad de dinero, dependiendo el banco pueden ser unos 20 o 50 céntimos

Yes, we can

BLOG CODÉS 2

Por Codés Labra Berruete.

A todo el mundo le toca buscarse unas prácticas. Te tienes que buscar una empresa y no sabes ni por donde empezar. Yo me decidí por Bittia, una agencia de publicidad con 27 años de recorrido a sus espaldas y claro, eso impone.

Al principio no sabes por donde empezar, ¿les llamo? ¿les envío un mail? ¿me presento allí a entregarles el currículum personalmente? ¿Me contestarán siquiera? Al final me decidí por el mail y después de darle mil vueltas, lo envié. Al poco tiempo tenía la respuesta en mi bandeja de entrada. Estaban dispuestos a aceptarme como becaria y en los próximos días comenzarían a preparar la documentación de mis prácticas. ¡Guay! Así de fácil. No me lo podía creer.

Después de alguna ida y venida con la fecha de inicio, llegó el día D: ducha rápida, desayuno ligero y adelante. Busqué la calle en Google Maps y allí me dirigí.

Llegas a una oficina desconocida, con gente desconocida y sin tener ni pajolera idea de lo que vas a hacer… Da un poco de respeto porque sabes que vas a trabajar junto a profesionales del mundo de la publicidad, ese mundo del que tú también quieres formar parte, entonces te conviertes en una pequeña garrapata que se alimenta del conocimiento y saber hacer ajenos.

Nada más entrar me encontré a Irene recibiéndome con una sonrisa, me presenté y rápidamente me dio la bienvenida. Llamó a mi tutor,  Javier Sáez, que se presentó junto a Ángel Heredia, me llevaron a la sala de reuniones donde, tengo que reconocer, que con un poco de vergüenza, les conté mi escaso recorrido. Tras esto y alguna aclaración en cuanto a mi nombre, me llevaron al que sería mi puesto de trabajo durante 200 horas de prácticas y me presentaron a mis compañeros. Tuve suerte porque son todos encantadores, me recibieron con los brazos abiertos.

BLOG CODÉS 1

Un miedo muy común es pensar que vas a ser la chica de los cafés, pero no fue mi caso, desde el primer día me pidieron que les ayudase con una tarea de “naming” y pude asistir a una reunión en la que se presentó el briefing para un nuevo proyecto y, claro, esas cosas motivan. Tener compañeros majos y que encima cuenten contigo para participar en proyectos es agradable.

En una empresa como Bittia en la que conviven profesionales de diversos perfiles, se aprende algo todos los días (aquí habla la becaria receptora de información). Desde que llegué no hubo ningún día en el que no aprendiera algo y es que nunca sabes qué te va a tocar hacer: un día escribes un post para el blog, al día siguiente tienes que ayudar con un guión para un vídeo y otro te toca hacer un trabajo de investigación sobre la sidra…

¡Gracias compañeros por hacerme sentir tan a gusto!

Neurociencia, la ventana a la que debe asomarse el marketing para encontrar la inspiración

Dibujo de Jürgen Klaric

A través de Marketing Directo

Neuromarketing como herramienta para empoderar e incluso inspirar el marketing. Una propuesta sobre la que ha girado la presentación realizada por Douglas Van Praet, marketing consultant y autor de “Unconscious branding” ofrecida en elNeuromareting World Forum de Barcelona.

Van Praet ha comenzado exponiendo que “es muy importante saber dónde centramos nuestros recursos, y los expertos en marketing han estado tomando sus recursos en los sitios equivocados”. “Hay que dar la bienvenida a lo misterioso y escuchar a esa vocecita que nos dice que lo estamos haciendo bien”.

La mayoría de las cosas de la vida suceden de forma subconsciente y hemos construido toda la industria pensando que podemos cambiar esto” lo que supone un gran error, puesto que el 95% de las decisiones se toman de forma subconscientes. “Tenemos que preguntar a los usuarios por qué hacen algo”, ha recalcado.

El necesario camino al subconsciente 

La persona es sólo la máscara que llevamos puesta y “ahora tenemos que llegar al consciente y subconsciente”. “La racionalidad juega un papel, pero si quieres llegar a la mente intuitiva hay que entender los comportamientos subconscientes”.

Mediante la presentación de dos estudios basados en la neurociencia (Canadá y EEUU) en los que expusieron a usuarios a imágenes que no sabían a qué marcas se asociaban, “escogieron los que intuitivamente estaban condicionados a responder” ya que “nuestros sentimientos influyen en nuestra forma de pensar”.

“Tenemos que aceptar que la innovación está comprometida porque en muchas ocasiones no sabemos por qué hacemos algunas cosas. Si vemos los deseos de nuestro cerebro más profundo, este mueve por las 7S entre las que destacan la seguridad, el sexo o la supervivencia” ha afirmado añadiendo que es necesario sacar provecho de estos aspectos intuitivos por los que se rige nuestra atención.

6 claves que no puede obviar

“La creatividad no es algo consciente, es intuitiva” explicando seis procesos o pistas que se tienen que tener en cuenta:

1. Interrumpir el patrón: para centrar la atención hay que atender a las expectativas para generar un impacto más potente y subir los niveles de dopamina como la publicidad de Old Spice.

2. Crear comodidad: al cerebro le atrae lo distinto pero le atrae lo familiar.

3. Apostar por la imaginación ya que para tomar una decisión nos proyectamos hacia el futuro poniendo como ejemplo el lema “Just do it” de Nike que se puede aceptar desde muchas realidades humanas.

4. Satisfacer lo que ha denominado como “the critical mind”.

5. Cambiar las asociaciones para conseguir cambiar las percepciones que en muchas ocasiones son implícitas.

6. Tomar la acción ya que la ironía en el mundo del marketing es que las marcas no funcionan cuando estamos viendo la televisión sino que lo hacen en las experiencias reales. Red Bull, es el mejor ejemplo como marca que ha creado experiencias potentes rechazando el marketing tradicional.

Cinco cosas que me gustan de ser desarrollador web

Por Eduardo M. Cristobal. Desarrollador web de Bittia.

Allá por el año 1998 hice mi primera web: tenía el fondo naranja y muchos, muchos GIFs animados. Era horrible pero me encantó hacerla porque resultó un reto buscar los recursos necesarios, aprender HTML y subir el resultado a Internet (¡cómo costó esto último!).

Pasaron unos años hasta que decidí ser desarrollador web, pero hoy puedo decir que tengo el privilegio de dedicarme a lo que me gusta. Estas son algunas de las razones, ilustradas todas ellas con GIFs en pequeño homenaje a aquella página exageradamente naranja:

Tu trabajo llega a muchísima gente

Es una perogrullada, pero cada vez que subes un proyecto a Internet estás expuesto a la crítica (buena y mala) de mucha gente. Luchas contra el síndrome del impostor (http://es.wikipedia.org/wiki/S%C3%Adndrome_del_impostor): Cada trabajo es un termómetro de lo bien o lo mal que lo estás haciendo, hay una exigencia detrás, un listón que superar.

No te puedes quedar atrás

Seguir día a día la actualidad, tecnologías, tendencias, etc. es una máxima del sector. Aprendes o te quedas atrás. La evolución de Internet es brutal y existen grandes fuentes de información de profesionales de alto nivel. Es de agradecer que trabajadores de BBC expliquen cómo trabajan, por poner un ejemplo. Admiro el talento que tiene la mucha gente que pone a disposición de todo el mundo sus trabajos en Internet, herramientas de gran ayuda para el resto de la comunidad de desarrolladores.

Me gusta dedicar unos minutos al día a revisar todas estas novedades y probarlas: Nunca falta una carpeta de ‘test’ en el ordenador donde poder probar un estilo CSS, un script de jQuery o una clase PHP.

Lo que aprendes de los clientes

Salvo que te dediques a publicar contenidos única y exclusivamente relacionados con el diseño y desarrollo web, la gran mayoría de nosotros solemos trabajar para todo tipo de clientes: particulares,  autónomos, empresas, fundaciones, etc.

Eso te permite conocer mucho mejor la actividad de profesionales ajenos a tu sector y valorar aún más lo que hacen: cuando menos lo esperas te das cuenta de que aquel trabajo, como todo, requiere talento y esfuerzo.

Lo que aprendes de tus compañeros

En Bittia trabajas con un jefe de proyecto que osa ponerle precio en forma de horas a tus preciadas “obras de arte”, un diseñador gráfico que te descoloca aquel dichoso formulario, un responsable de comunicación que te pone pingando en redes sociales, una ejecutiva de cuentas que te pregunta cuándo estará la web que te encargaron esa misma mañana, una responsable de medios que te pide un banner interactivo para ayer… incluso algún comercial del equipo de fútbol rival.

Como ocurre cuando tratas con un cliente, acabas aprendiendo mucho de ellos viéndoles desarrollar su trabajo día a día: para que yo entre en acción alguien tuvo que buscar el cliente, reunirse con él, presentar una propuesta, etc. Hay mucho trabajo colectivo detrás de cada proyecto.

Y por supuesto, también están otros desarrolladores web (¡se os quiere!) con los que trabajas codo a codo (o código con código) y que te ayudan a mejorar compartiendo trucos, opiniones, recursos, etc.

También trabajas solo

Muchas veces ese proyecto en el que estás metido se convierte en “tu” proyecto. Vuelves al primer punto: tu trabajo llega mucha gente. Se convierte casi en una cuestión de orgullo. Quieres asumir la responsabilidad de hacerlo bien y la sensación cuando esto ocurre es magnífica porque nadie más que tú (salvo que vociferes por la oficina, como es mi caso) sabe lo que te ha costado rehacer ese código o maquetar esa página. ¡Bien por uno mismo!

El abuso de tópicos y muletillas en las redes sociales

muletillas

 

A través de Yorokobu POR ISABEL GARZO ( @ISABELGARZO)

¿Quién sería el primero que escribió «un marco incomparable»? Seguro que le pareció una elección acertada, con buena sonoridad y un significado tajante. Cómo iba él a suponer que el abuso de esta expresión terminaría anulando su significado.

Utilizar un tópico, también llamado lugar común, al escribir o hablar equivale a no decir nada, o a decir muy poco en el mejor de los casos. Los ojos de los lectores y los oídos de los oyentes pasan de largo por estas construcciones demasiado trilladas.Frases como «solo se vive una vez» o «rectificar es de sabios» y asociaciones lingüísticas como «claro exponente», «oportunidad única» o «estrecha colaboración» demuestran la pobreza léxica de quien las utiliza.

En el lenguaje digital utilizado por las marcas y los particulares en las redes sociales y otros entornos web (blogs, foros…) podemos encontrar una gran cantidad de nuevos lugares comunes que se han sumado a los tradicionales.

TÓPICOS DE LAS MARCAS EN REDES SOCIALES

– Una marca comparte un evento en Facebook. ¿Qué frase no puede faltar al final de la descripción del mismo? ¡Bingo! El muy manido «¿te lo vas a perder?» o alguna de sus versiones («no te lo pierdas», «que no te lo cuenten»…)

– También es muy frecuente que las marcas apremien a sus seguidores con locuciones del tipo «¿a qué esperas para apuntarte?», «¡no esperes más!»,«¿todavía no te has apuntado?», «¿ya te has registrado?» ¡Qué estrés! Profesionales del marketing: ¿de verdad pensáis que a las personas les gusta sentirse presionadas?

– Sabemos lo que es un enlace y sabemos cómo funciona. Por lo tanto, sobran frases como «descúbrelo aquí» o «toda la información a solo un clic». Una frase pertinente y llamativa seguida del enlace sería más directo y eficaz.

TÓPICOS DE LOS USUARIOS PARTICULARES EN REDES SOCIALES

– Alguien sube una foto a Instagram en la que aparece descansando, y tiene la brillante idea de titularla «el descanso del guerrero». ¡Qué original! Casi tanto como los que, ante una foto en la que salen abrigados, recurren al siempre socorrido «winter is coming».

«El gran día» deja de ser grande cuando empieza a darse cada dos por tres.«Ya queda poco para el gran día», «llegó el gran día», «mañana es el gran día»… ¿Os suena?

– Algunas de las frases exponentes del postureo son «viviendo bien», «no me puedo quejar» o «qué bien me lo monto». También está la opción de, en un alarde de ironía, poner justo lo contario: «vivo fatal», «qué mal me lo monto»o «qué vida más dura».

– Si subes una foto en la que salgas con cualquier otra persona (ya sea amigo, familiar o celebrity) y no se te ocurre pie de foto, no te preocupes. Siempre te quedará la opción de escribir, simplemente, «en buena compañía». No serás el primero.

– ¿Quieres alardear de un detalle que alguien ha tenido contigo? Opta por«regalos que te alegran el día», que así das imagen de persona agradecida. Y nunca nadie lo ha puesto antes.

– A una construcción se le puede reconocer una cierta originalidad hasta que la repiten millones de personas antes. Eso ha pasado con aquello de «tonto no, lo siguiente» (cámbiese «tonto» por cualquier otra palabra). Si alguna vez fue ingenioso utilizarlo, ya no lo es.

– Hay otros muchos lugares comunes que deberíamos sustituir por otras expresiones siempre que podamos si queremos demostrar un léxico rico: «me parto», «darlo todo»…

COMODINES, REPETICIONES Y MULETILLAS

Las palabras comodín son aquellas que, por tener varias acepciones, utilizamos demasiado, a pesar de que en muchos contextos podrían ser sustituidas por otras más exactas. Un ejemplo es la palabra «cosa»: abarca demasiado, y casi siempre que la utilizamos en una frase podríamos en realidad usar otra más concreta.

Te tengo que hablar de una cosa. –> Te tengo que hablar de un asunto.

Han traído una cosa para ti. –> Han traído un paquete para ti.

En el curso nos enseñaron muchas cosas para gestionar mejor las redes sociales. –> En el curso nos enseñaron muchas técnicas para gestionar mejor las redes sociales.

Un verbo comodín es, por ejemplo, el verbo «poner». A menudo puede sustituirse por otro más exacto:

¿Me pones una copa? –> ¿Me sirves una copa?

Pon las pelucas en sus bolsas. –> Coloca/guarda las pelucas en sus bolsas.

Las repeticiones son a veces necesarias para que un texto se entienda, pero en el caso de los textos digitales, que se caracterizan por su brevedad, conviene evitarlas. Para ello, hay que repasar los textos y sustituir las palabras repetidas por sinónimos.

Por último, las muletillas son expresiones que nos sirven para apoyarnos en ellas a la hora de elaborar nuestro discurso. A veces son útiles, sobre todo en el lenguaje oral, pero deberíamos evitarlas en la medida de lo posible en el lenguaje escrito. Dos muy frecuentes son «¿sabes?» y «¿no?» Las muletillas varían según la época. Algunas que están muy de moda en la actualidad son«en plan» o «¿Soy yo, o…?»

– Me miró muy seria. En plan «como no me hagas caso, te enteras».

– ¿Soy yo, o esa actriz se ha hecho algo en la cara?

Hay una gran cantidad de marcadores textuales que podemos elegir para enlazar las ideas de nuestra narración (además, bueno, por tanto, claro, luego, es decir, mira, por otro lado…). Tienen distintos usos (adición, aprobación, llamada…) y, si los variamos en lugar de caer siempre en los mismos, no se convertirán en muletillas.