Cómo se vende ‘software’ libre y por qué deberías comprarlo

redhat_ad_authentication_sssd

Por Álvaro Hernández. A través de Hoja de Router

“Libre” no es “gratis” y estas empresas luchan día a día por demostrarlo

Aunque en inglés ‘free’ tenga ambas acepciones, que algo sea “libre” no quiere decir que sea “gratis”. Richard Stallman, el padre del movimiento por el ‘software’ libre,  lo ha repetido hasta la saciedad, y algunas compañías se han empeñado en demostrarlo: desarrollar una herramienta ‘open source’ no implica una renuncia a ingresar dinero por el trabajo realizado.

Aunque el código de las herramientas se comparte libremente y cualquiera puede hacer uso de él, hay empresas que persiguen lo que podría parecer una utopía: vender ‘software’ libre y hacer de él un negocio. Siguiendo la estela del gigante Red Hat, firmas españolas como Bitnami o Bitergia han logrado hacerse un hueco en este sector que quiere dejar claro que “libre” no tiene por qué ser “gratis”.

A día de hoy, el mejor ejemplo de lo que podría parecer la gran paradoja del ‘software’ libre es la empresa estadounidense Red Hat. Nacida en 1993, se autoproclama “líder mundial del código abierto” y tiene motivos para ello. No en vano, la compañía  está valorada ya en más de 2.000 millones de dólares, cerca de 1.800 millones de euros al cambio actual.

En realidad, Red Hat y compañías similares no se dedican simplemente a vender ‘software’ libre, sino que van un paso más allá para ofrecer un soporte de calidad por el que los clientes sí están dispuestos a pagar. Al fin y al cabo, el código fuente está disponible, y en función de la licencia cualquiera puede hacer uso de él o incluso mejorarlo libremente. Nadie en su sano juicio pagaría por algo que puede obtener de forma gratuita, a menos que se ofrezca junto a un servicio de mantenimiento y de actualizaciones por el que sí merezca la pena pasar por caja.

Bitnami_logo

“Casi el 95 % de las aplicaciones que tenemos nosotros son ‘software’ libre”, explica a HojaDeRouter.com Daniel López, cofundador y CEO de Bitnami, una compañía española con sede en San Francisco que sigue los pasos de Red Hat en lo que a hacer dinero con el ‘software’ libre se refiere.

La empresa, creada por el sevillano junto a  Erica Brescia en 2004, ofrece  aplicaciones de servidor para desarrollar servicios y plataformas en la nube. El peso de Bitnami es cada vez mayor: más del 50% de las aplicaciones disponibles  en el mercado de Amazon Web Services las han desarrollado ellos, tal y como explica López. Eso sí, todas son completamente gratuitas.

“El 99 % de la gente no nos paga ni nos pagará nunca, y nos parece perfecto”, reconoce el CEO de la compañía. “Pero hay un porcentaje a los que les ofrecemos como servicio la posibilidad de monitorizar su aplicación, de hacer copia de seguridad y de administrarla de una forma sencilla”. Y es ahí donde toca hacer caja.

Bitnami ya cuenta con más de 70 empleados (un tercio en España, otro en San Francisco y otro repartido por lugares como Gran Bretaña, Polonia o India) y López vaticina que, antes de final de año, serán más de un centenar. La empresa lleva tres años duplicando su facturación y en 2013 consiguió cerrar una ronda de financiación de más de un millón de euros que dicen no haber utilizado. “Fue simplemente para tener dentro de la compañía a algunos inversores con los que teníamos ganas de trabajar. Entre ellos, Eric Hahn, uno de los primeros inversores de Red Hat”, cuenta López.

 

Pero no es necesario cruzar el charco para encontrar empresas que hayan hecho de la venta de ‘software’ libre un negocio. Según explica el presidente de la Federación de Asociaciones de Software Libre ( ASOLIF),  David Olmos, se estima que “los ingresos provenientes directa o indirectamente de las tecnologías abiertas suponen más de un 30 % de la facturación del sector TIC” en España.

Sin embargo, la mayoría de los clientes de pago de este tipo de servicios se encuentran en Estados Unidos y en el norte de Europa. Nuestro país no parece haberse acostumbrado aún a pagar por ‘software’ libre. Irónicamente, desde ASOLIF afirman conocer casos de grandes grupos empresariales españoles que acuden a Estados Unidos en busca de una solución de código abierto “porque dicen que no lo encuentran en España, cuando sí que existen empresas que prestan ese servicio”.

El CEO de Bitnami llega a asegurar que su compañía apenas tiene clientes en España. “Ni queremos tenerlos”, sentencia, “porque el modelo que hay aquí en realidad no es el de vender ‘software’ libre, sino que se venden consultorías: en muchísimos casos la Administración o los clientes lo que quieren es que sea gratis”. La situación es distinta en Estados Unidos.

De los 14 clientes de Bitergia, 12 son estadounidenses. Desde Leganés, la compañía ofrece analíticas de los procesos de ‘software’, sobre todo de los relacionados con el ‘software’ libre. Trabajan para instituciones como Wikimedia Foundation o la propia Red Hat y  las herramientas con las que realizan sus métricas son también de código abierto. A pesar de ello, Bitergia ya factura en su cuarto año de vida cerca de 400.000 euros.

bitergia-logo

“Ellos pueden repetir el análisis y eso es un valor añadido”, explica el responsable de desarrollo de negocio y ‘marketing’ de Bitergia, José Manrique. “Por eso creemos que debemos seguir diferenciándonos en el servicio y no en el código”.

Desde la compañía señalan que la principal diferencia entre los contratos estadounidenses y los potenciales clientes españoles es la velocidad de adopción de la tecnología. Mientras que en América todo se reduce a que el precio del servicio se ajuste al presupuesto y a probar su utilidad durante los primeros meses, en España “el proceso es mucho más burocrático”, comenta Manrique.

 

INDEPENDENCIA

 

Más allá de las dificultades del mercado patrio a la hora de hacer dinero con el ‘software’ libre, cabe preguntarse qué ganan los clientes que deciden poner su dinero en el ‘open source’. “Las empresas son conscientes de que contratar licencias de ‘software’ sin servicio asociado no les aporta valor añadido”, corrobora David Olmos. Además, contar con herramientas de código abierto les permite disfrutar de algo más:  la independencia.

“Básicamente, el mejor argumento viene relacionado con que no tienes ninguna atadura tecnológica con el proveedor”, cuenta Manrique. “Si dentro de dos años Bitergia no existe, la tecnología que hemos hecho estará ahí para que la gente la use”.

 

Así, quienes hayan pagado por las métricas de la empresa española no se encontrarán con una herramienta obsoleta y desprovista de actualizaciones, sino que tendrán entre sus manos un código gratuito que podrán utilizar siempre que quieran y mejorar a su antojo. “Es un doble riesgo, pero también es una baza con la que juegas: alguien muy bueno puede llegar y mejorar lo tuyo. Es una ventaja que tiene el comprador: no está atado a nadie en concreto”, concluye el portavoz de Bitergia.

Mirando al futuro, todo apunta hacia un prometedor panorama en el que el ‘open source’ no solo no sea un bicho raro (desde ASOLIF Olmos explica que “más del 90 % de las ‘startups’ tecnológicas que se crean lo hacen en torno a tecnologías abiertas”), sino en el que pagar por él sea habitual. “Eso a lo mejor era un problema hace una década”, rememora Daniel López. “A día de hoy, yo lo veo al revés: la gente a nivel de infraestructuras quiere ‘software’ libre”.

Anuncios

¿Una tienda online? Lo que hay que saber

Eduardo Martínez Cristóbal. Desarrollador web/mobile

Una de las especialidades de Bittia es el desarrollo de tiendas online. Muchos son los clientes que han confiado en nuestro trabajo y que han implementado este servicio en sus páginas web. Sin embargo, y sin dudar de los beneficios que reporta este modelo de comercio, es importante llegar al punto de tomar la decisión de crear una tienda online con unas cuantas ideas claras. Aquí se resumen algunas que pueden ser utilidad.

Antes de empezar

Existen varios puntos fundamentales a tener en cuenta antes de iniciar el desarrollo de una tienda en línea que sirvan para asentar las bases del proyecto.

Actualmente, existe un error muy extendido al pensar que una tienda en línea requiere menos tiempo y esfuerzo que una tienda física, cuando más bien es lo contrario, ya que hay que tener en cuenta aspectos como los horarios, los envíos o la asistencia.

Los pilares fundamentales sobre los que sostener una tienda en línea son, además de la calidad del producto (obviamente), la transparencia de cara al cliente, la facilidad para comprar y la presencia en Internet de nuestra tienda.

Competencia

Evidentemente, el primer paso debe ser conocer si hay alguien que ya vende a través de Internet nuestro producto. Comprobar quién (recurriendo a su asistencia técnica o contacto comercial, por ejemplo) y cómo lo hace (leyendo sus condiciones de venta, viendo sus promociones, añadiendo productos al carrito o realizando una pequeña compra, por ejemplo) es una buena forma de saber con qué encontrarnos, encontrar ideas y buscar puntos fuertes y débiles en los que basar nuestra página.

TIENDA ON LINE 1

Métodos de envío

El envío de los artículos es un punto fundamental a tener en cuenta en una tienda en línea. El cliente siempre espera un servicio rápido y seguro por lo que es indispensable definir muy claramente los métodos y tiempos de envío, así como las condiciones de devolución.

Hoy en día muchas agencias de transporte ofrecen servicios express de 24/48 horas a precios asequibles con precios que varían según destino y peso.

Es recomendable escoger el transportista antes de comenzar a desarrollar la página a fin de poder escoger la mejor solución para la web que vayamos a crear.

Métodos de pago

Del mismo modo que una página requiere de un buen servicio de envíos, ésta debe ofrecer al cliente la posibilidad de pagar a través de los métodos más habituales.

PayPal y una pasarela de pagos (Terminal de Punto de Venta, TPV) contratada a través de nuestra entidad bancaria son las formas más habituales de recibir cobros.

Si bien darse de alta en PayPal es relativamente fácil y rápido, la solicitud y alta de un TPV virtual se puede demorar días o incluso semanas dependiendo de la entidad bancaria, por lo que es recomendable realizar los trámites a la mayor brevedad posible.

Cada entidad bancaria utiliza una pasarela de pagos distinta, por lo que la programación del TPV variará en función de con quién contratemos el servicio. Así, al igual que con los métodos de envío, es importante definir previamente quién nos da el servicio de cara a escoger la mejor solución para nuestra web.

Otros métodos de pago podrían ser el pago contra reembolso, el cual se gestionaría a través de la agencia de transportes, o la transferencia bancaria, facilitando al usuario un número de cuenta donde realizar el pago del pedido.

En cualquier caso, es importante que el método de pago resulte reconocible y fiable para el usuario para evitar que éste recele ante una posible página de fraude.

TIENDA ON LINE 2

Condiciones de compra y Condiciones de envío y devolución

Definir muy claramente cuáles son las condiciones en las que el cliente compra y recibe el pedido ahorrará muchos conflictos con él y ayudará a afianzar una imagen de transparencia a nuestro negocio en Internet.

Contacto

Muchos clientes potenciales tienen como práctica habitual ponerse en contacto con la tienda en línea simplemente para ver que hay alguien ‘detrás’.

Facilitar varios métodos de contacto y dar una respuesta rápida a través de ellos permitirá a los clientes resolver sus dudas. Facilitar un teléfono y una cuenta de Skype (indicando en ambos casos unos horarios de atención para evitar malos entendidos)  así como una dirección de correo electrónico son las mejores vías de comunicación.

Facilitar también datos como el CIF o la dirección fiscal de la empresa puede ser importante para aumentar la seguridad del cliente en nuestra empresa.

TIENDA ON LINE 3

Puesta en marcha

Una vez que ya hemos sentado las bases de nuestra tienda en línea, comienza el proceso de desarrollo y puesta en marcha.

Catálogo

La presentación de nuestros productos es fundamental. Un buen nombre y una buena descripción pueden ayudarnos a posicionar mejor nuestra tienda en Internet. Múltiples imágenes de buena calidad permitirán al cliente comprobar mejor la calidad del producto. Facilitar datos técnicos, en el caso de que los hubiera, o incluir productos relacionados con el que se esté consultando en ese momento son otros puntos favorables.

Presencia en Internet

Que nuestra tienda esté en Internet no implica que la gente sepa que nuestra tienda exista. A fin de llegar a un buen número de clientes potencias sin fiarlo todo a las búsquedas que éstos hagan en los buscadores; podemos darnos de alta en comparadores de precio.

Los comparadores de precio dan servicios, por lo general gratuitos, a tiendas en línea. Sincronizando nuestro catálogo con el suyo, facilitándoles periódicamente los productos, descripciones y precios de éstos, podremos conseguir accesos a nuestra página desde otras páginas.

Otra opción es recurrir a pagar por publicitarse en buscadores, siendo la opción más extendida Google Adwords. Google nos cobrará un importe por cada clic que hagan en nuestra publicidad, dependiendo el coste de los términos de búsqueda por los que queramos aparecer.

Las redes sociales nos sirven tanto para promocionarnos como para conseguir un feedback de forma rápida y barata. Facebook, Twitter o Instagram son las plataformas más populares y otras con Pinterest también pueden resultar interesantes para darnos a conocer.

Dado que cada red cuenta con su propia idiosincrasia, es recomendable adaptar el lenguaje y los contenidos a cada una de ellas, evitando en la medida de lo posible duplicar contenidos.

Llevar a cabo acciones promocionales (ofertas, descuentos, regalos, concursos, etc.) tanto en nuestra web como en nuestras cuentas en redes sociales debe ser siempre una opción a tener en cuenta.

¿Pero qué es lo que hace sufrir (y disfrutar) tanto a la gente creativa?

A través de Yorokobu por GONZALO TOCA

Enlace directo al artículo en Yorokobu 

15 MARZO 2016

Todos decimos admirar la creatividad y, sin embargo, todos la castigamos de forma implacable cuando cuestiona nuestras creencias. Odiamos la incertidumbre cuando no la provocamos nosotros. Por eso, la sociedad da tantas veces con la puerta en la cara a los creativos y los obliga a superar una educación donde se premian la imitación, la uniformidad y la memorización, y se penalizan la intuición, la individualidad y la diferencia. Los comportamientos distintos y dispersos deben ser corregidos.  Ellos deben ser corregidos. Y pronto.

A los psicólogos estadounidenses Valina Dawson y Erik Westby se les ocurrió en 1995 la genial idea de cruzar los datos de los alumnos creativos de una clase y los de los favoritos de los profesores. Entonces descubrieron que los maestros dicen admirar la creatividad, pero prefieren a los niños obedientes. Se comportan como los jefes que esos mismos niños encontrarán cuando tengan que trabajar. El mensaje que reciben desde la infancia es claro: el reconocimiento y la estima de la autoridad dependen de la habilidad con la que ejecutemos sus órdenes. Nos pagan para pensar, no para discrepar.

creatividad1-e1418248074748

A pesar de eso, los adultos innovadores son, por lo general, unos niños crecidos que, aunque pasan los años y las décadas, nunca han dejado de jugar e imaginar muchas veces de forma completamente estrambótica colores, objetos, ideas, sabores y hasta sus propias vidas. En el libroWired to Create, los autores destacan este juego perpetuo como una de las diez grandes características de las personas creativas —en las que está inspirado este reportaje— y dan la voz de alarma. ¿Por qué?

Los colegios han limitado progresivamente el tiempo dedicado a jugar y los padres, cada vez más ocupados, les han añadido actividades extraescolares a los niños donde no hay espacio para fantasear con otros mundos posibles, que es el germen del pensamiento crítico. La vida, y sobre todo el trabajo, es algo muy serio, se dicen los padres, y la fantasía y el placer se reservan únicamente para el ocio (donde, en realidad, les esperan nuevas obligaciones). Nunca tienen tiempo para jugar; por eso nunca tienen tiempo para crear.

 

Ensimismados

Existe otro aspecto con el que los creativos disfrutan y que también pone en guardia a padres, jefes y profesores: su inagotable capacidad para soñar despiertos. Hablamos de una especie de conexión con el monólogo interior de sus pensamientos y emociones que les permite, sin prisa y sin presión, asociar libremente ideas, buscar enfoques distintos para sus problemas, dar sentido a sus vidas (necesitan imaginar una narrativa que les ayude a explicar quiénes son y qué han venido a hacer a este mundo), planificar el futuro o asimilar experiencias y sensaciones nuevas.

Todo ello se produce en soledad, un aspecto de sus vidas que cultivan en medio de una sociedad híperconectada y obsesionada con la pertenencia al grupo. No tardarán en levantar sospechas y escuchar diversas variaciones de «¿Te crees mejor que los demás?», «¿Tiene su hijo problemas de integración? » o «¿Por qué le das tantas vueltas a todo?».

CREATIVIDAD 1

El peculiar monólogo interior al que nos referimos no tiene por qué ser siempre placentero. Es perfectamente posible que la solución a un problema resulte traumática, que fantasear sobre sus vidas los lleve a la frustración cuando regresan a la realidad o que las experiencias y las sensaciones con las que conecten les provoquen dolor y angustia.

También es importante tener en cuenta que este ensimismamiento se parece al despiste o la falta de atención, y que está muy lejos de serlo. De hecho, las narrativas sobre quiénes son y qué están destinados a conseguir son estímulos fundamentales para que los creativos no pierdan la confianza en sí mismos, venzan a la adversidad e intenten hacer realidad ese destino imaginario.

Los creativos se enfrentan a un mundo que, por lo general, les niega su reconocimiento y a veces también el cariño durante años (¿Te crees especial? ¡Tú no eres especial! ¡Todos somos especiales!). En estas circunstancias, no es extraño que se instalen, como un ruido intermitente en sus vidas, las dudas sobre su talento y originalidad, el miedo a no obtener nada a cambio de su esfuerzo y la angustia que les produce que sus seres queridos vivan preocupados por ellos o que ellos mismos estén exponiendo a sus familias a sacrificios innecesarios por puro narcisismo (¿Tengo derecho a vivir de mi vocación si me impide pagar una buena educación a mis hijos?).

Poner orden en sus emociones, experiencias e ideas es una función igual de importante que la de construir narrativas estimulantes. Los creativos suelen ser personas hipersensibles y especialmente abiertas a probar cosas distintas y eso quiere decir que perciben con más matices e intensidad las situaciones cotidianas, que suelen empatizar más con el resto (o proyectarse sobre ellos inventándose historias y creyendo que los entienden) y que buscan experiencias nuevas que les descubran sensaciones desconocidas. Dicho de otra forma, necesitan mucho tiempo para ordenar sus emociones, experiencias e ideas, porque tienen muchísimas emociones, experiencias e ideas que ordenar.

Una pregunta interesante es cómo, con esta orgía perpetua de excitación, curiosidad y depresión que les despierta la vida, consiguen llevar a cabo un proyecto innovador de principio a fin. La respuesta sencilla es que muchos no lo consiguen y que algunos dejan de poder hacerlo. Un ejemplo de lo primero es esos escritores que nunca terminan de publicar su primer libro, y un ejemplo de lo segundo lo encontramos en esos grupos de música que se echan a perder. Es discutible que tanto en un caso como en el otro se les pueda seguir considerando creativos, porque la creatividad es una actividad, no una capacidad. Los alpinistas son los que suben montañas, no los que pueden subirlas ni los que sueñan con subirlas.

creativity-70192_960_720

Los que tienen éxito

Las personas que consiguen materializar los proyectos que soñaron lo hacen por tres habilidades distintas: visión estratégica, pasión y capacidad para convertir los estacazos de la adversidad en motivación para seguir adelante.

Se necesita visión estratégica para diseñar un plan ordenado y lo suficientemente flexible para que su voraz curiosidad y vaivenes emocionales no les impidan concretar sus ideas. Si tiene en la cabezael embrión de una novela o una aplicación móvil novedosa, lo primero que hace una persona creativa es acariciar su belleza, obsesionarse con ella, chapotear en su talento y buena suerte, asustarse con la posibilidad de que alguien se la quite y buscar una estrategia que le permita desarrollarla y darla a conocer antes que nadie. Cada vez son más los que utilizan dos técnicas: la meditación, para concentrarse mejor y reducir su implacable autocrítica; y el cultivo del placer no solo por la creación sino por el —mucho menos emocionante— proceso creativo.

La pasión es la furia que arrastra a los innovadores a obsesionarse con dominar la técnica en la que quieren aportar algo original, la que genera el estado orgásmico de flow que aflora en sus pechos cuando dan a luz la idea, la que impide que se desenamoren de ella en los momentos de tedio y frustración que exige la ejecución de cualquier novedad que merezca la pena y la que los empuja a que la principal vara de medir no sea lo que consiguen los demás, sino la meta que ellos se habían marcado.

La tercera habilidad es, como decíamos, convertir los estacazos de la adversidad en motivación para seguir adelante. Los que no dejan de crear durante toda la vida lo hacen no solo porque las dudas que albergan sobre sí mismos, los portazos en la cara o la intensidad de las emociones extremas no han podido con ellos, sino también porque han utilizado esas dudas, esos portazos y esas emociones traumáticas para convencerse de que han venido a aportar algo único, algo importante, algo que merece ser tenido en cuenta y que, tarde o temprano, se terminará apreciando.

Quizás lo más misterioso de las personas creativas no sea ni la fuente de su inspiración ni su manera de surfear —o de ahogarse ocasionalmente— en la adversidad, los grandes planes o las pasiones extremas. Lo más fascinante es la forma en la que resurgen y sienten sus pensamientos y sus emociones, por dolorosas o alegres que sean, como un continente por explorar, por imaginar, por intuir. Son los exploradores de un pequeño planeta… y ese planeta no es otro que su mirada. Una mirada de infinita curiosidad.

Manifiesto para una publicidad sostenible

A través de Teads TV

El uso cada vez más habitual y extendido de la tecnología de bloqueo de anuncios debe servir de llamada de atención para el sector. Cada vez hay una mayor preocupación entre los usuarios por la privacidad en Internet, los anuncios que se perciben como intrusivos y molestos son el principal motivo para adoptar un bloqueador de anuncios. Esta tendencia, unida a la reducción del rendimiento del sitio web debido a la saturación de anuncios, está dando lugar a un enorme incremento del uso de bloqueadores de anuncios en el mercado. El 25% de los usuarios de Internet de Alemania y el 21% de los del Reino Unido utilizan actualmente la tecnología de bloqueo de anuncios. 

Cronología del bloqueo de anuncios
2002:  Adblock Plus organiza un proyecto de código abierto creado por una comunidad dedesarrolladores dentro del proyecto Mozilla

2006: Adblock Plus empieza a utilizarse en Firefox

Dic 2010: Adblock Plus empieza a utilizarse en Google Chrome 2011: Eyeo es fundada por Till Faida y Wladimir Palant en Colonia, Alemania

Nov 2012: AdTrap acude a Kickstarter para obtener financiación para comercializar su dispositivo en el mercado 

Julio 2013: Se rumorea que Google paga para ser incluida en la “lista blanca” de AdBlock Plus

Oct 2013: Adblock Plus envía una carta abierta a Twitter[ii] Feb 2015:  Financial Times informa de que Adblock Plus incluye a Google, Microsoft, Amazon y Taboola en su lista blanca

Mayo 2015: Los canales de televisión alemanes RTL y ProSiebenSat1 pierden una demanda legal    contra Adblock Plus

Junio 2015: Apple revela que iOS 9 permitirá el bloqueo de anuncios en el navegador Safari de    iPhone

 

REPARTO BLOQUEADORES DE IMÁGENES

La amenaza del bloqueo de anuncios no se limita solo a los formatos display. La publicidad en vídeo se enfrenta también a unas pérdidas de ingresos potenciales enormes. En EE. UU., el 25% del tiempo dedicado a visualizar vídeos en dispositivos de sobremesa quedaba fuera de la posibilidad de monetizarlo con publicidad, según un estudio reciente realizado por Secret Media2. Esta cifra se incrementa hasta el 62% en Alemania, el país de origen de Adblock Plus, el bloqueador de anuncios más popular con un 51% de cuota de mercado.

 

Mapa anuncios bloqueados

Los publishers de medios impresos han ido incorporando cada vez más publicidad digital en sus páginas para compensar las pérdidas en el formato impreso. Los publishers no pueden permitirse perder el 25% de su tiempo de visionado de vídeo sin ingresos publicitarios.

Caída de facturación

Los publishers contraatacan
Los publishers han puesto a prueba tres planteamientos para hacer frente a la adopción de bloqueadores de anuncios:
1) Adoptar medidas legales 2) Educar al usuario 3) Hacer frente a los bloqueadores de anuncios mediante la tecnología Los dos primeros planteamientos han tenido un éxito escaso, y en algunos casos han sido más dañinos que útiles
para los publishers. En Alemania, por ejemplo, se adoptaron medidas legales para disuadir a los usuarios del uso de bloqueadores de anuncios, pero el Tribunal falló en favor del bloqueo de anuncios.

Imagen cuota global de bloqueo

PageFair optó por un enfoque educativo apelando a la conciencia de los usuarios al pedirles que permitieran los anuncios o realizaran una pequeña donación a los publishers. En respuesta, un exiguo 0,33 % de los usuarios de bloqueadores volvieron a habilitar los anuncios y solo 3 usuarios por cada millón optaron por realizar una donación4.
Por otra parte, empresas de tecnología desarrollan y distribuyen métodos para inhibir la tecnología de bloqueo de anuncios, permitiendo que estos vuelvan a aparecer. Estos avances aún no se han puesto en práctica a gran escala y requieren un acuerdo para el reparto de beneficios entre los publishers y los creadores de esta tecnología.
Los publishers son plenamente conscientes de la necesidad de actuar para impedir el incremento de pérdidas a gran escala; sin embargo, su enfoque debe tener en cuenta la causa raíz de la adopción de los bloqueadores de anuncios.

¿Por qué bloquean los usuarios los anuncios?

Los usuarios adquieren la tecnología de bloqueo de anuncios por diversas razones de importancia. Tradicionalmente, la privacidad en el uso y recopilación de datos personales ha sido una de las grandes preocupaciones de los consumidores. Alemania, país de origen de Eyeo, la compañía creadora de Adblock Plus, ha sido siempre un mercado muy sensibilizado con respecto a  la privacidad.
Con la proliferación de anuncios a escala global, evitarlos se ha convertido en el motivo principal para adoptar bloqueadores. Según un estudio realizado por IAB U.K., el 73% de los bloqueadores de anuncios se descargaron porque los usuarios afirmaban que no les gustaban los anuncios que interrumpían su navegación y el 55 % aludieron al diseño molesto de los anuncios como motivo. Más de la mitad de los encuestados (54 %) mencionaron la ralentización del navegador y casi la mitad (46 %) indicaron que el motivo eran los anuncios irrelevantes.

MOTIVOS PARA BLOQUEAR ANUNCIOS

Atraer, en vez de molestar al usuario

Los usuarios adquieren la tecnología de bloqueo de anuncios por diversas razones de importancia. Tradicionalmente, la privacidad en el uso y recopilación de datos personales ha sido una de las grandes preocupaciones de los consumidores. Alemania, país de origen de Eyeo, la compañía creadora de Adblock Plus, ha sido siempre un mercado muy sensibilizado con respecto a  la privacidad.
Con la proliferación de anuncios a escala global, evitarlos se ha convertido en el motivo principal para adoptar bloqueadores. Según un estudio realizado por IAB U.K., el 73% de los bloqueadores de anuncios se descargaron porque los usuarios afirmaban que no les gustaban los anuncios que interrumpían su navegación y el 55 % aludieron al diseño molesto de los anuncios como motivo. Más de la mitad de los encuestados (54 %) mencionaron la ralentización del navegador y casi la mitad (46 %) indicaron que el motivo eran los anuncios irrelevantes5.

El 74 % de los usuarios afirman que la obligación de ver anuncios antes del contenido perjudica su experiencia en Internet6. Ahora que la atención de los usuarios se divide en una ecosfera cada vez más diversificada de contenidos, plataformas y dispositivos, se hace más necesario crear una experiencia publicitaria gratificante.
Hay una línea muy fina entre llamar la atención de manera efectiva y crear experiencias publicitarias excesivamente intrusivas. La solución se encuentra en formatos diseñados para optimizar la experiencia del usuario, que sean efectivos para los anunciantes y lucrativos para los publishers. En lugar de empeorar la experiencia en Internet, deben dejar de utilizarse los sistemas actuales para dar entrada a formatos no intrusivos que promuevan una industria sostenible.

 

La lucha por el usuario: Directrices para atraer, no molestar

  1. Evitar los interstitials y las ventanas emergentes
    Los formatos interstitials y emergentes no deben implementarse en dispositivos móviles, ni tampoco de sobremesa. Estos formatos impiden que el usuario acceda al contenido de los sitios de los publishers. Los usuarios se han acostumbrado a evitar o salir de los anuncios antes de que se pueda crear impacto e internalizar la marca y el mensaje.
    2. Hacer uso de formatos para publicidad en vídeo que se puedan omitir
    La mayoría de los usuarios prefieren los anuncios que se puedan omitir. Datos recientes de Integral Ad Science7 demuestran que menos del 40% de los anuncios de vídeo se ven más allá del umbral de visibilidad de 2 segundos marcado por el MRC. Esto se debe a que los anuncios de vídeo forzosos y que no se puedan omitir (también denominados pre-roll) motivan que los usuarios salgan al encontrarse estos formatos. En muchas ocasiones, quien acaba pagando es el publisher, ya que el usuario prefiere abandonar el contenido antes que verse obligado a consumir el anuncio.
    3. Buscar la posición estratégica de los anuncios y limitar el número de anuncios por usuario
    El exceso de anuncios afecta negativamente al rendimiento de un sitio, lo que se ve agravado por el consumo continuado de contenido por parte de los usuarios en dispositivos móviles. El exceso de anuncios también perjudica a los publishers, pues la atención del usuario se desvía del contenido.
    Los formatos que se integran en el entorno activo, como el outstream (publicidad en vídeo que se integra en un feed de noticias o en un artículo), pueden crear una mejor experiencia para los usuarios.
  2. Utilizar la segmentación contextual para mejorar la relevancia de los anuncios
    Es más probable que los usuarios disfruten de un anuncio de vídeo si está de alguna forma relacionado con el contenido que se está consumiendo. La publicidad contextual es una publicidad en la que la forma y la función del anuncio guardan una estrecha relación con el contenido en el que se integra.
    Los anuncios relevantes con respecto al contexto optimizan el impacto de la marca y el recuerdo del mensaje. También gustan a los publishers, pues los anuncios relevantes no distraen la atención del contenido y los usuarios permanecen vinculados al site.
    5. Adaptar la duración de su vídeo al dispositivo
    El impacto de marca puede ser muy grande en los primeros 10 segundos de un vídeo en los dispositivos móviles, lo cual sugiere que los anuncios cortos para móviles son más efectivos e interrumpen menos al usuario que los de mayor duración9. En los anuncios de 30 segundos, el índice de visualización completa es más de un ⅓ inferior en móviles que en dispositivos de sobremesa10.
    Los usuarios tienen distintas expectativas dependiendo del dispositivo; por lo tanto, los anunciantes verdaderamente sensibles a la experiencia del usuario deben tener en cuenta la diferencia en el comportamiento de consumo entre los dispositivos móviles y de sobremesa.
  3. Optimizar primero para móvil
    El 60% del tiempo dedicado a medios digitales transcurre en dispositivos móviles frente a un 40% en dispositivos de sobremesa11, asimismo los usuarios en dispositivos móviles son más sensibles a la intrusión publicitaria. Solo un 24% de los usuarios tienen una opinión favorable sobre los anuncios en dispositivos móviles12.
    Tanto anunciantes como publishers deben adoptar una estrategia multiplataforma, centrándose primero en el móvil. Esta estrategia no solo optimizará la efectividad, el alcance y la frecuencia de una campaña publicitaria, sino que también garantizará la optimización de los anuncios en las diferentes plataformas para mejorar la experiencia del usuario.
  4. Permitir que el usuario controle el audio en los anuncios de vídeo
    El audio, cuando se usa de manera incorrecta, puede afectar muy negativamente a la experiencia del usuario. El audio opcional es una funcionalidad de los formatos publicitarios que permite a los usuarios controlar el audio al pasar el ratón, hacer clic o hacer tapping en el anuncio. Permitir que los usuarios tomen el control sobre el sonido del anuncio evita que les perturben los formatos de audio intrusivos.
    8. Recopilar los datos del usuario de manera responsable
    El 92% de los usuarios de EE. UU. y el Reino Unido se preocupan por su privacidad en Internet13. Esta preocupación creciente por la privacidad hace necesario que los publishers y los anunciantes recopilen los datos de manera responsable y permitan que los usuarios puedan fácilmente rechazar ser traqueados.
    9.  Tener precaución al introducir anuncios móviles en mercados donde las tarifas de datos son limitadas.

En determinados mercados, como el de Alemania o España, muchos consumidores tienen tarifas de datos limitadas. Los anuncios que consumen gran cantidad de datos pueden hacer que los usuarios se queden sin datos rápidamente. Esto es otro motivo para instalar bloqueadores de anuncios. La segmentación por WiFi puede enmendar este problema, ya que el consumo móvil por WiFi no afecta a sus tarifas de datos.
10. Optimizar la publicidad de vídeo para que atraiga y sea visible
Poner el foco en obtener resultados y rendimientos a corto plazo hace que la industria acabe despreocupándose por la calidad de la publicidad. El tiempo que se dedica a ver anuncios, los parámetros de visibilidad y la medición de engagement deberían ser factores más decisivos a la hora de valorar una campaña. Este enfoque optimizaría el valor para los anunciantes.

 

Arquímedes, el torero y las redes agujereadas

Por Javier Rivas en El País.

fran-rivera-twitter

En 1964, cuando el sustantivo “redes” aludía solo al sector pesquero o al futbolístico, Umberto Eco fijó una taxonomía sobre la actitud ante la cultura de masas y los medios de comunicación que ha devenido en clásico. Con la falta de matiz de todo resumen, apocalípticos serían aquellos pesimistas que ven en toda manifestación de la cultura de masas una vulgar anticultura; integrados, los optimistas que elogian la multiplicación de los bienes culturales y el acceso social generalizado a los mismos.

Cincuenta y dos años después, cuando comparar la cultura de masas del final del siglo XX con la actual megauniversalización de la información —que no la sabiduría— en Internet resultaría tan absurdo como confrontar un ábaco con un superordenador, no se trata ahora de ser caducamente apocalíptico y atrincherarse como un ludita frente a la Revolución Industrial —y sí, datos de este texto han sido comprobados en Google—. Pero parece procedente comentar si el desarrollo de las redes sociales ha de ir necesariamente acompañado por la más desesperante anulación del conocimiento y la posibilidad del diálogo.

Desde Bauman se ha vuelto también lugar común hablar de la modernidad líquida, pero ahora el pensamiento líquido va camino de ser solo eso, un líquido. La foto de Francisco Rivera Ordóñez toreando con su hija en brazos ha sido el último —por ahora— ejemplo de lo que cabría llamar nuevo principio de Arquímedes: “Cualquier cuestión total o parcialmente sumergida en una red social en actividad recibe un empuje hacia la ignorancia igual al peso del volumen de reflexión que desaloja”. En apenas un mes, los más virulentos y menos argumentados debates en la quinta economía de la UE han sido, entre otros, el vestuario de unos Magos, el bebé de una diputada, el peinado de otro o las pancartas sobre la esposa de un futbolista. Con mayor sabiduría y mejor estilo lo escribía Fernando Savater en un artículo el domingo: unas redes “nulas en la solución de problemas pero insuperables en la orquestación de escándalos”. Y otro principio de la física actual: “Cualquier bulo difundido en la Red experimenta en su receptor un empuje de veracidad al alza directamente proporcional a los prejuicios y desconocimiento del citado receptor”. Como si ya solo interesase la queja o la opinión ciudadana si llega con “vanos comentarios”, como escribió Tácito a cuenta de la Roma de Tiberio.

Ayer fue trending topic en España… Paul Newman, quien hubiese cumplido 91 años, de no haber muerto, ay, en 2008. Nada que objetar a su memoria si no fuese porque ese éxito en Twitter iba acompañado por multitud de mensajes del siguiente tenor: “OMG me acabo de enterar de lo de Paul Newman…”. En ese batallón de insospechados fallecidos ya desfilan Audrey Hepburn, Miliki…

¿El problema es de educación, de banalización, de odio, de una sociedad que ya ha pasado del espectáculo a la barraca? ¿Por primera vez en la historia una forma de comunicación irá contra su propia esencia: difundir lo que se conoce? Pero, por favor, no seamos apocalípticos.

Cosas que hacer (o no) en Internet durante la Navidad

keyboard-1053482_960_720

 

By. Edu Martínez Cristóbal

Entre especiales de televisión, cenas interminables o cabalgatas y antes de apuntarnos al gimnasio y el curso de inglés, es bastante probable que dispongamos de cierto tiempo libre para procrastinar en Internet (qué narices, ya lo hacíamos antes de la Navidad).

Para aprovechar esos momentos delante de la pantalla, voy a dejar ciertas recomendaciones que pueden salvar tu vida y la de tus seres queridos.

Hacerte una de esas horribles felicitaciones

Todos las hemos visto: Alguien te envía por WhatsApp o a través de Facebook un vídeo con una canción navideña (preferiblemente el All I Want For Christmas Is You) y su cara incrustada en un elfo bailón, una galleta de jengibre funky, un coro de renos, etc.

Su efecto hipnótico hará que veas esa oda al buen gusto hasta el final. En casos extremos conseguirá que tú también te hagas una. Están disponibles en JibJab.com, aunque muchas de ellas son de pago.

Piénsalo bien, siempre puedes ponerte en manos de Bittia y hacer algo chulo.

Marcarte un tanto en la cocina

Con unos mil programas de cocina en televisión, incluidos unos cien protagonizados por niños de siete u ocho primaveras, el encargado de la cena de navidad tiene más presión que la olla. Los comensales pasan el año entre exóticos kebabs y sofisticados sandwiches mixtos pero eso no les impedirá dar su opinión de experto y hacer gala de una crueldad inhumana.

Si te tienes que comer el marrón sabiendo que estás en el punto de mira de todos y que el mamarracho de tu cuñado no va a ser especialmente benevolente lo mejor es ponerse en manos de Internet. Encuentra el menú que mejor se ajuste a los gustos de los invitados, compra un buen género y que sea lo que Dios quiera. Dos cosas fundamentales: Sube a Instagram fotos de los platos con el hashtag #foodporn y recuerda que si está algo quemado siempre se puede raspar.

Entre las numerosísimas páginas con recetas que hay por la Red podemos encontrar las páginas de Canal Cocina y Karlos Arguiñano o el blog de postres de Alma Obregón.

Tirar de móvil y Wikipedia en la sobremesa

Desde hace unos años, Wikipedia y los smartphones han cambiado las reglas del juego. La interminable sobremesa acaba contigo y tu cuñado discutiendo en tono distendido y respetuoso acerca de cómo salvar el mundo. Tirar de la Enciclopedia Espasa de 2.000 tomos que tienes sobre el mueble bar no era lo más elegante, pero ahora nada te impide sacar tu teléfono del bolsillo y buscar en Wikipedia ese argumento que deje por los suelos a ese mamarracho esa bellísima persona. Ahí vienen los cuatro goles que ese pedazo de inútil de tu equipo lleva en cinco años, el año en el que Massiel cantó el ‘La, la, la’ en Eurovisión y demás temas de alto nivel.

No nos engañemos: tu cuñado tendrá un móvil mejor, lo habrá conseguido más barato y si en el mejor de los casos la Wikipedia te da la razón, el dirá que “es que ahí puede escribir cualquiera”. Lo peor es que tú también se lo dirías a él en caso contrario.

Siempre se puede relajar el ambiente con algún vídeo de elfos bailones o alguna foto de esas que te mandaron al grupo de WhatsApp.

Ponerte al día con las series

La reinterpretación de la berrea que habéis llevado a cabo el mamarracho tu cuñado y tú ha llegado a su fin y los actores secundarios se abren paso entre copas de cava y peladillas.

Surgen menciones a Juego de Tronos, The Walking Dead, House of Cards… La última vez que viste una temporada seguida de una serie de moda fue la semana pasada y estás al borde de convertirte en un paria.

Para evitar esto, lo mejor es un sana sesión de consumo compulsivo de series a través de la recién llegada Netflix, de Wuaki o Total Channel. Y si ya te quieres poner estupendo suéltale un “chúpate esa” al moderno con barbas y camisa de cuadros que tienes por sobrino recomendándole alguna película de Filmin o de MUBI.

Ayudar a Papá Noel y los Reyes Magos

Es bien sabido por todos que, históricamente, tanto Papá Noel como los Reyes Magos han sufrido ciertos problemas de logística y han tenido que ser ayudados por los padres. A pesar de que el precio del petróleo está en mínimos históricos, este probable que este año vuelvan a encontrarse con dificultades para desempeñar su labor.

Cotillear en Pinterest o en los ‘Me gusta’ de Facebook permitirá hacerse una idea de qué obsequiar a la persona. Allí podemos encontrar un sinfín de fotos, enlaces o ideas a estilismos, ropa, complementos, juguetes y demás posibles obsequios.

Por otro lado, aunque soy más partidario de comprar en el comercio local, es posible que aquello que buscas no se encuentre cerca de ti. Puedes encontrar y adquirir el regalo perfecto por Internet. Mi consejo no quedarse con lo primero que veamos en Amazon, dedicarle algo de tiempo, comprar con un buen margen de entrega y buscar una tienda fiable y especializada en lo que queramos comprar.

0_feliz_navidad_humor_grafico

Movember

Por Edu Martínez Cristóbal. Desarrollador web de Bittia

Noviembre es el mes del bigote. Como cada año desde 2003 la llegada de este mes trae consigo el inicio de Movember (contracción de Moustache y November), una iniciativa que trata de concienciar a la sociedad sobre los problemas de salud masculinos, centrándose en el cáncer de próstata, el cáncer testicular, las enfermedades mentales y, desde este año, en la inactividad física.

Los participantes, conocidos como Mo Bros, deben dejarse crecer un bigote bajo tres premisas fundamentales: Hay que empezar el mes totalmente afeitado, no valen ni barbas ni perillas y existe la obligación de comportarse como un caballero. Aunque este es el rasgo más representativo de Movember, existen numerosas iniciativas privadas organizadas y apoyadas en las que participan junto a las Mo Sistas (las mujeres participantes) con el fin de hacer llegar el mensaje sobre la salud en el hombre o recaudar fondos para los plantes de acción tanto nacionales como internacionales.

De hecho, desde su creación en Australia hace doce años y hasta la pasada edición de 2014, Movember ha llegado a 21 países (incluido el nuestro), ha contado con la participación de 4.746.905 Mo Bros y Mo Sistas, ha recaudado 485 millones de euros y se han iniciado 832 proyectos relacionados con la salud masculina.

Parte importante en la divulgación del mensaje de Movember ha sido la colaboración de empresas y personalidades que han prestado su imagen y sus recursos a la causa: Gillette, Sony (a través de PlayStation) o incluso un Don Limpio con bigote son solo una muestra de los múltiples ejemplos de la influencia que Movember tiene ya a nivel internacional.

MOVEMBER

¿Y por qué tanto rollo? Pues básicamente porque un servidor, como en los últimos años, afeitará su barba y se dejará bigote. No me quedará muy bien y no seré el más estiloso, pero merece la pena participar. Si ceder mi imagen durante un mes va a permitir que se pueda estudiar y combatir el maldito cáncer o puede ayudar a uno de esos 510.000 hombres que cada año se suicidan (casi uno al minuto) lo haré encantado.

Todos tenemos familiares y amigos en edad de cuidarse y vivimos en una sociedad machista donde el hombre no debe mostrar (teóricas) debilidades. Es algo que podemos cambiar y está en nuestra mano partiendo de algo tan sencillo como iniciar una conversación sobre el tema en el descanso para el café. Y a ello vamos a partir del lunes.

Se puede encontrar más información en la propia página web de Movember España. Desde allí, a través de mi Mo Space (perfil público) también se podrán seguir mis andanzas durante todo el mes y realizar donaciones a la causa. Por supuesto, queda todo el mundo invitado a participar. ¡A por ello!