Archivos Mensuales: abril 2016

¿Una tienda online? Lo que hay que saber

Eduardo Martínez Cristóbal. Desarrollador web/mobile

Una de las especialidades de Bittia es el desarrollo de tiendas online. Muchos son los clientes que han confiado en nuestro trabajo y que han implementado este servicio en sus páginas web. Sin embargo, y sin dudar de los beneficios que reporta este modelo de comercio, es importante llegar al punto de tomar la decisión de crear una tienda online con unas cuantas ideas claras. Aquí se resumen algunas que pueden ser utilidad.

Antes de empezar

Existen varios puntos fundamentales a tener en cuenta antes de iniciar el desarrollo de una tienda en línea que sirvan para asentar las bases del proyecto.

Actualmente, existe un error muy extendido al pensar que una tienda en línea requiere menos tiempo y esfuerzo que una tienda física, cuando más bien es lo contrario, ya que hay que tener en cuenta aspectos como los horarios, los envíos o la asistencia.

Los pilares fundamentales sobre los que sostener una tienda en línea son, además de la calidad del producto (obviamente), la transparencia de cara al cliente, la facilidad para comprar y la presencia en Internet de nuestra tienda.

Competencia

Evidentemente, el primer paso debe ser conocer si hay alguien que ya vende a través de Internet nuestro producto. Comprobar quién (recurriendo a su asistencia técnica o contacto comercial, por ejemplo) y cómo lo hace (leyendo sus condiciones de venta, viendo sus promociones, añadiendo productos al carrito o realizando una pequeña compra, por ejemplo) es una buena forma de saber con qué encontrarnos, encontrar ideas y buscar puntos fuertes y débiles en los que basar nuestra página.

TIENDA ON LINE 1

Métodos de envío

El envío de los artículos es un punto fundamental a tener en cuenta en una tienda en línea. El cliente siempre espera un servicio rápido y seguro por lo que es indispensable definir muy claramente los métodos y tiempos de envío, así como las condiciones de devolución.

Hoy en día muchas agencias de transporte ofrecen servicios express de 24/48 horas a precios asequibles con precios que varían según destino y peso.

Es recomendable escoger el transportista antes de comenzar a desarrollar la página a fin de poder escoger la mejor solución para la web que vayamos a crear.

Métodos de pago

Del mismo modo que una página requiere de un buen servicio de envíos, ésta debe ofrecer al cliente la posibilidad de pagar a través de los métodos más habituales.

PayPal y una pasarela de pagos (Terminal de Punto de Venta, TPV) contratada a través de nuestra entidad bancaria son las formas más habituales de recibir cobros.

Si bien darse de alta en PayPal es relativamente fácil y rápido, la solicitud y alta de un TPV virtual se puede demorar días o incluso semanas dependiendo de la entidad bancaria, por lo que es recomendable realizar los trámites a la mayor brevedad posible.

Cada entidad bancaria utiliza una pasarela de pagos distinta, por lo que la programación del TPV variará en función de con quién contratemos el servicio. Así, al igual que con los métodos de envío, es importante definir previamente quién nos da el servicio de cara a escoger la mejor solución para nuestra web.

Otros métodos de pago podrían ser el pago contra reembolso, el cual se gestionaría a través de la agencia de transportes, o la transferencia bancaria, facilitando al usuario un número de cuenta donde realizar el pago del pedido.

En cualquier caso, es importante que el método de pago resulte reconocible y fiable para el usuario para evitar que éste recele ante una posible página de fraude.

TIENDA ON LINE 2

Condiciones de compra y Condiciones de envío y devolución

Definir muy claramente cuáles son las condiciones en las que el cliente compra y recibe el pedido ahorrará muchos conflictos con él y ayudará a afianzar una imagen de transparencia a nuestro negocio en Internet.

Contacto

Muchos clientes potenciales tienen como práctica habitual ponerse en contacto con la tienda en línea simplemente para ver que hay alguien ‘detrás’.

Facilitar varios métodos de contacto y dar una respuesta rápida a través de ellos permitirá a los clientes resolver sus dudas. Facilitar un teléfono y una cuenta de Skype (indicando en ambos casos unos horarios de atención para evitar malos entendidos)  así como una dirección de correo electrónico son las mejores vías de comunicación.

Facilitar también datos como el CIF o la dirección fiscal de la empresa puede ser importante para aumentar la seguridad del cliente en nuestra empresa.

TIENDA ON LINE 3

Puesta en marcha

Una vez que ya hemos sentado las bases de nuestra tienda en línea, comienza el proceso de desarrollo y puesta en marcha.

Catálogo

La presentación de nuestros productos es fundamental. Un buen nombre y una buena descripción pueden ayudarnos a posicionar mejor nuestra tienda en Internet. Múltiples imágenes de buena calidad permitirán al cliente comprobar mejor la calidad del producto. Facilitar datos técnicos, en el caso de que los hubiera, o incluir productos relacionados con el que se esté consultando en ese momento son otros puntos favorables.

Presencia en Internet

Que nuestra tienda esté en Internet no implica que la gente sepa que nuestra tienda exista. A fin de llegar a un buen número de clientes potencias sin fiarlo todo a las búsquedas que éstos hagan en los buscadores; podemos darnos de alta en comparadores de precio.

Los comparadores de precio dan servicios, por lo general gratuitos, a tiendas en línea. Sincronizando nuestro catálogo con el suyo, facilitándoles periódicamente los productos, descripciones y precios de éstos, podremos conseguir accesos a nuestra página desde otras páginas.

Otra opción es recurrir a pagar por publicitarse en buscadores, siendo la opción más extendida Google Adwords. Google nos cobrará un importe por cada clic que hagan en nuestra publicidad, dependiendo el coste de los términos de búsqueda por los que queramos aparecer.

Las redes sociales nos sirven tanto para promocionarnos como para conseguir un feedback de forma rápida y barata. Facebook, Twitter o Instagram son las plataformas más populares y otras con Pinterest también pueden resultar interesantes para darnos a conocer.

Dado que cada red cuenta con su propia idiosincrasia, es recomendable adaptar el lenguaje y los contenidos a cada una de ellas, evitando en la medida de lo posible duplicar contenidos.

Llevar a cabo acciones promocionales (ofertas, descuentos, regalos, concursos, etc.) tanto en nuestra web como en nuestras cuentas en redes sociales debe ser siempre una opción a tener en cuenta.