Cosas que hacer (o no) en Internet durante la Navidad

keyboard-1053482_960_720

 

By. Edu Martínez Cristóbal

Entre especiales de televisión, cenas interminables o cabalgatas y antes de apuntarnos al gimnasio y el curso de inglés, es bastante probable que dispongamos de cierto tiempo libre para procrastinar en Internet (qué narices, ya lo hacíamos antes de la Navidad).

Para aprovechar esos momentos delante de la pantalla, voy a dejar ciertas recomendaciones que pueden salvar tu vida y la de tus seres queridos.

Hacerte una de esas horribles felicitaciones

Todos las hemos visto: Alguien te envía por WhatsApp o a través de Facebook un vídeo con una canción navideña (preferiblemente el All I Want For Christmas Is You) y su cara incrustada en un elfo bailón, una galleta de jengibre funky, un coro de renos, etc.

Su efecto hipnótico hará que veas esa oda al buen gusto hasta el final. En casos extremos conseguirá que tú también te hagas una. Están disponibles en JibJab.com, aunque muchas de ellas son de pago.

Piénsalo bien, siempre puedes ponerte en manos de Bittia y hacer algo chulo.

Marcarte un tanto en la cocina

Con unos mil programas de cocina en televisión, incluidos unos cien protagonizados por niños de siete u ocho primaveras, el encargado de la cena de navidad tiene más presión que la olla. Los comensales pasan el año entre exóticos kebabs y sofisticados sandwiches mixtos pero eso no les impedirá dar su opinión de experto y hacer gala de una crueldad inhumana.

Si te tienes que comer el marrón sabiendo que estás en el punto de mira de todos y que el mamarracho de tu cuñado no va a ser especialmente benevolente lo mejor es ponerse en manos de Internet. Encuentra el menú que mejor se ajuste a los gustos de los invitados, compra un buen género y que sea lo que Dios quiera. Dos cosas fundamentales: Sube a Instagram fotos de los platos con el hashtag #foodporn y recuerda que si está algo quemado siempre se puede raspar.

Entre las numerosísimas páginas con recetas que hay por la Red podemos encontrar las páginas de Canal Cocina y Karlos Arguiñano o el blog de postres de Alma Obregón.

Tirar de móvil y Wikipedia en la sobremesa

Desde hace unos años, Wikipedia y los smartphones han cambiado las reglas del juego. La interminable sobremesa acaba contigo y tu cuñado discutiendo en tono distendido y respetuoso acerca de cómo salvar el mundo. Tirar de la Enciclopedia Espasa de 2.000 tomos que tienes sobre el mueble bar no era lo más elegante, pero ahora nada te impide sacar tu teléfono del bolsillo y buscar en Wikipedia ese argumento que deje por los suelos a ese mamarracho esa bellísima persona. Ahí vienen los cuatro goles que ese pedazo de inútil de tu equipo lleva en cinco años, el año en el que Massiel cantó el ‘La, la, la’ en Eurovisión y demás temas de alto nivel.

No nos engañemos: tu cuñado tendrá un móvil mejor, lo habrá conseguido más barato y si en el mejor de los casos la Wikipedia te da la razón, el dirá que “es que ahí puede escribir cualquiera”. Lo peor es que tú también se lo dirías a él en caso contrario.

Siempre se puede relajar el ambiente con algún vídeo de elfos bailones o alguna foto de esas que te mandaron al grupo de WhatsApp.

Ponerte al día con las series

La reinterpretación de la berrea que habéis llevado a cabo el mamarracho tu cuñado y tú ha llegado a su fin y los actores secundarios se abren paso entre copas de cava y peladillas.

Surgen menciones a Juego de Tronos, The Walking Dead, House of Cards… La última vez que viste una temporada seguida de una serie de moda fue la semana pasada y estás al borde de convertirte en un paria.

Para evitar esto, lo mejor es un sana sesión de consumo compulsivo de series a través de la recién llegada Netflix, de Wuaki o Total Channel. Y si ya te quieres poner estupendo suéltale un “chúpate esa” al moderno con barbas y camisa de cuadros que tienes por sobrino recomendándole alguna película de Filmin o de MUBI.

Ayudar a Papá Noel y los Reyes Magos

Es bien sabido por todos que, históricamente, tanto Papá Noel como los Reyes Magos han sufrido ciertos problemas de logística y han tenido que ser ayudados por los padres. A pesar de que el precio del petróleo está en mínimos históricos, este probable que este año vuelvan a encontrarse con dificultades para desempeñar su labor.

Cotillear en Pinterest o en los ‘Me gusta’ de Facebook permitirá hacerse una idea de qué obsequiar a la persona. Allí podemos encontrar un sinfín de fotos, enlaces o ideas a estilismos, ropa, complementos, juguetes y demás posibles obsequios.

Por otro lado, aunque soy más partidario de comprar en el comercio local, es posible que aquello que buscas no se encuentre cerca de ti. Puedes encontrar y adquirir el regalo perfecto por Internet. Mi consejo no quedarse con lo primero que veamos en Amazon, dedicarle algo de tiempo, comprar con un buen margen de entrega y buscar una tienda fiable y especializada en lo que queramos comprar.

0_feliz_navidad_humor_grafico

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s