BRANDED CONTENT. Más emoción que marcas

(Fuentes: IPMark y PuroMarketing)

El “branded content” es un término cada vez más popular entre los profesionales, aunque quienes realmente lo han puesto de moda son los consumidores. ¿Por qué? Porque los posibles clientes son quienes piden un valor añadido en la publicidad que les ofrezca algo más que productos. Quieren contenidos y experiencias, valores nuevos, que la marca se asocie a experiencias como el famosos “¿Te gusta conducir’”. Así se refleja en un estudio realizado por Yahoo en colaboración con The Cocktail Analysis. Las entrevistas realizadas a varios expertos en la materia y a grupos de usuarios señalan que en “branded content”.
Se trata de un paso adelante en la relación entre las marcas y los consumidores, que va más allá del contenido puramente comercial. De hecho, para los consumidores es clave que se aleje de la oferta comercial y que ofrezca contenidos nuevos que les proporcionen un beneficio claro.
Esta forma de abordar la publicidad es, a juicio de las agencias, muy novedosa ya que considera que el mensaje comercial es secundario, y la mejor solución cuando se trata de llegar a públicos objetivos distintos a los habituales. “Buscar impacto en la vida de los consumidores” es lo que se pretende con esta forma de hacer publicidad que es flexible porque se adapta a todos los contextos, pero que resulta especialmente adecuada y barata para su uso en entornos digitales. El citado estudio señala que “para que funcione, es necesario que la marca se implique y que los contenidos sean relevantes y atractivos”.
Según explica Carmen Santo en PuroMarketing. “En la actualidad, sufrimos una situación de saturación publicitaria, donde existe un rechazo por parte del consumidor hacia la publicidad convencional, ese mensaje de venta pura y dura que nos bombardea cuando estamos sentados frente al televisor, intentando disfrutar de nuestro programa favorito.
Ante este panorama se hace necesario a todas luces un cambio en la mentalidad publicitaria, un giro de 180 grados a la estrategia de comunicación de las marcas. Afortunadamente ya hemos sido testigos de los primeros avances en esta nueva dirección, donde las marcas ya no venden productos, sino que proporcionan experiencias. Ahora las empresas escuchan a los consumidores y se preocupan por conocerles; no centran su estrategia en vender, sino en emocionar, en seducir, en captar su atención. Buscan encandilar a los clientes con su mensaje, para, de este modo, hacerse un hueco en sus pensamientos y permanecer en el recuerdo. Son conscientes de que, si consiguen instalarse en su mente, tendrán muchas probabilidades de conseguir lo que es más importante, llegar hasta su corazón”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s