REFRANERO DE LA PUBLICIDAD (IV)

4. ¿A dónde va Vicente? A donde va la gente.

Ahora lo llaman “tendencias”. Pero el mecanismo es el mismo desde que el hombre es mono: si mucha gente lo tiene –o lo quiere– Vicente también. Y Vicenta y Vicentín y Vincent y Vincenza…

Pero ¿cómo un producto o un servicio llega a convertirse en objeto de culto para el consumidor, en tendencia, en moda, en “lo must” (además de por su calidad, claro)?

¿Por el boca a oreja, dices?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s