Archivos Mensuales: junio 2010

De postre, huevos fritos pica-pica

¿Qué hay de menú? Aros de fresa, cerezas de brillo, natillas de gominola, dentaduras, melones rellenos de pica-pica, ladrillos de fresa y nata, besos de crema brillo y, desde luego, los afamados huevos fritos pica-pica. Esta apetecible y surrealista comanda ha sido ordenada y adquirida por nuestros compañeros del departamento Multimedia de BITTIA, con el chef Peliz a la cabeza. Con un peso total de 70 kilogramos, el pedido llegó a Gijón procedente de Murcia, tierra en la que, al parecer, no sólo se dan pimientos y hortalizas varias, sino también marvillosas golosinas al peso y para el sobrepeso.

Nos llegan noticias de última hora de que nuestros compañeros y compañeras han sido invitados a participar en los Best Gum Pegañosite Awards, una competición que se convoca cada diez años (el tiempo que se tarda en digerir un cargamento de gutapercha) y en la que el ganador deberá comer una cantidad de gominolas y similares equivalente al peso de cuatro neumáticos de todoterreno marca Michelín.

¡Ánimo, chatos!

Anuncios

Publicidad para hacernos mejores

 

“No seas ceniza”, la campaña de BITTIA para el Día Mundial Sin Tabaco, recibió uno de los premios del prestigioso Publifestival celebrado en Málaga. Menka Harjani, recogió el premio en Málaga. Estas fueron las palabras con las que BITTIA quiso agradecer el galardón. Son una reflexión sobre las virtudes de la publicidad, que también las tiene.

El gran historiador y filósofo Arnold Joseph Toynbee fue tajante al decir: “No se me ocurre ninguna circunstancia en la que la publicidad no sea un mal”. Queda claro que Toynbee desconfiaba, como algunos siguen haciendo, de la publicidad. Sin embargo, otro gran pensador casi contemporáneo a él, Marshal McLuhan afirmó con la misma contundencia que  “La publicidad es la mayor forma de arte del siglo XX”. ¿Inmorales como escribió Toynbee? ¿Artistas como dijo McLuhan? ¿Manipuladores? ¿Visionarios? ¿Qué somos los publicistas? Tal vez tengamos una pizca de cada cosa. Lo que sí es evidente es que nuestra sociedad, cada  vez más informada y menos crédula , exige buena publicidad y, llegado el caso, publicidad con alma y con conciencia. La publicidad, vende, asombra, entretiene, pero también puede mejorar el mundo, educar y dar un toque de belleza.

Sobre estas pautas hemos trabajado en BITTIA al pensar y ejecutar la campaña institucional del Día Mundial Sin Tabaco en Asturias titulada “No seas ceniza”. Hemos querido sorprender, ser innovadores y hacerlo, además, con conciencia de que un buen trabajo sirve a un buen fin mejor que un trabajo mediocre u oportunista. Hemos usado este arte del siglo XXI como un instrumento a favor de una vida más sana, de la prevención de una de las plagas de nuestro tiempo: el tabaquismo.

Estos premios que hoy recibimos respaldan nuestro trabajo y muestran la publicidad en su faceta más humana, moral y artística, la muestra como un medio que puede hacernos mejores.

Dennis Crowley en La Vanguardia "Una empresa pequeña y cutre puede hacer cosas mejor que Google"

Foursquare tiene ya 1,6 millones de usuarios y aspira a vincular las redes sociales con el “mundo real” gracias al GPS de los teléfonos móviles.

NOTICIA COMPLETA EN: http://www.lavanguardia.es/internet-y-tecnologia/noticias/20100622/53949700947/dennis-crowley-una-empresa-pequena-y-cutre-puede-hacer-cosas-mejor-que-google-gps-barcelona-internet.html

Joel Albarrán  | Barcelona | 22/06/2010 

Los teléfonos móviles son hoy más potentes que el ordenador con el que la NASA controló el primer viaje a la Luna. Pueden hacer cosas que hace una década muy pocos imaginaban fuera de la ciencia ficción. Los llevamos constantemente en el bolsillo y a muchos les cuesta ya imaginarse sin poder recibir y enviar llamadas y SMS desde cualquier lugar.

Dennis Crowley, cofundador de Foursquare, en el salón HIT de Barcelona
Dennis Crowley, cofundador de Foursquare, en el salón HIT de Barcelona /   Joel Albarrán Bugié

Además, la mayoría de los nuevos teléfonos (llamados smartphones o teléfonos inteligentes) están pensados para conectarse a Internet y llevan también GPS. La próxima evolución en nuestra forma de utilizar el teléfono pasa, pues, fusionar esta capacidad de geolocalización con las redes sociales para compartir no sólo las experiencias qué vivimos sino también donde las vivimos.

Se trata de despegar las redes sociales de la pantalla del ordenador y llevarlas al “mundo real”, según explica Dennis Crowley, fundador de la aplicación para móvil Foursquare y que ha pasado por el salón HIT de Innovación que se ha celebrado en Barcelona.

Aunque a muchos les pueda parecer de locos, ya hay 1,6 millones de personas que se han apuntado al juego de Foursquare (se pueden consiguen premios y cargos virtuales de los lugares que se visitan más a menudo) y cada día se suman 10.000 nuevos usuarios. Crowley recuerda a los escépticos que “mucha gente dijo que nunca se apuntaría a Facebook y ahora ahí están”.

“Cuando estás en el aeropuerto y compartes tu posición encuentras a otros amigos que también están allí. Y si vas a ver el baseball, resulta que también tienes a amigos tuyos en el estadio. Foursquare saca a la luz esas pequeñas casualidades inesperadas”, añade.

Este ingeniero trabajó para Google durante dos años y se fue para crear su propio proyecto: intuye que la popularización de la geolocalización a través del móvil, su fusión con las redes sociales y todos sus servicios y posibilidades de negocio derivados representan una nueva esfera en Internet, situada al mismo nivel que las búsquedas y las redes sociales.

-¿Qué es Foursquare?
-Foursquare hace hace las ciudades más fáciles de usar gracias al teléfono móvil. Ayuda a encontrar amigos y también nuevos lugares, los que están cerca y los que les gustan a tus amigos. También crea nuevas maneras de conectar a las personas que regentan comercios y bares con sus mejores clientes.

-¿Cómo lo hace?
-A través de la aplicación del teléfono la gente se conecta en un lugar y dice “estoy aquí”. Lo puede hacer en cualquier lugar: en el museo, en el parque, en el bar, en el restaurante… Y cuando lo hace, permite que sus amigos y los dueños de esos lugares sepan donde está.

-¿Es una mezcla de Twitter, Facebook y geolocalización GPS?
-Sí, tiene un poco de estas cosas. En Facebook compartes lo que sucede en tu vida, en Twitter más bien compartes lo que te viene a la cabeza a cada momento y en Foursquare lo que compartes son los lugares a los que vas y las experiencias que tienes allí. La manera de hacerlo permite que otra gente pueda imitarte: si un amigo mío indica sus lugares favoritos de Barcelona, quizás a mi también me apetezca ir.

-¿Es una red de amigos?
-Sí. En lugar de compartir fotos o vídeos, compartes lugares y experiencias para que otros también puedan disfrutarlas.

-¿Cómo funciona su reciente anuncio de asociación con Twitter Places?
Twitter Places detecta desde donde se manda un tweet y asociarle el nombre de un lugar. Lo que haremos nosotros es usar algunos de estos datos para que nuestros datos de lugar sean más interesantes. Así, si estás en la conferencia del Hit, podrás ver los twits que se están mandando desde esta zona.

-¿Foursquare es también un juego?
-Sí, tiene un elemento de juego que anima a las personas a salir y a hacer cosas que no hayan hecho antes. Reta a ir a nuevos países, a probar nuevos restaurantes o a conocer gente nueva. Ahí está el elemento de juego. Lo diseñamos porque era el tipo de herramienta que queríamos usar en Nueva York.

-¿Pero la gente quiere publicar su vida constantemente y además indicar donde están?
-Algunos quieren y otros no. Mucha gente dijo que nunca se apuntaría a Facebook y ahora ahí están, mucha gente dijo que nunca estaría en Twitter y ahora ahí están. Creo que pasará lo mismo con Foursquare y todas las personas que ahora dicen “nunca compartiré mi posición”. La gente está empezando a ver que si compartes tu posición cuando estás en el aeropuerto encuentras a otros amigos que también están allí. Y si vas a ver el baseball, resulta que también tienes a amigos en el estadio. Foursquare saca a la luz esas pequeñas casualidades inesperadas.

-¿A qué ritmo están creciendo?
-Todavía somos relativamente pequeños. La compañía comenzó en marzo del año pasado, pero en realidad no arrancamos hasta setiembre y ya tenemos 1,6 millones de usuarios. Así que crecemos muy rápidamente. Sumamos uns 10.000 usuarios al día, lo que significa unos 100.000 en algo más de una semana. Esto es mucho.

-¿Cuántos de ellos son españoles?
-No tenemos muchos datos en este sentido. Europa representa alrededor del 20% y estamos funcionando muy bien en lugares como Japón e Indonesia.

Por qué despedí a Steve Jobs.

John Sculley
Foto de la Noticia
Foto: Reuters

MADRID, 14 Jun. (Portaltic/EP) –

   Se cumple un cuarto de siglo desde que se desatara uno de los culebrones más grandes de la historia de la industria tecnológica. El antagonista: John Sculley, el protagonista: Steve Jobs, el resultado: Jobs estuvo apartado de la compañía que él mismo fundó durante doce años durante los cuales Apple no consiguió levantar cabeza. Hoy es la compañía tecnológica más grande del mundo.

   John Sculley era un ejecutivo de Pepsi a quien la junta directiva  de Apple había llevado a Cupertino como director ejecutivo para supervisar tanto a Jobs como el crecimiento de la compañía –similar al papel que tiene Eric Schmidt con los fundadores de Google, Larry Page y Sergey Brin–. Corría el año 1983.

   Considerado un genio de la comercialización –había inventado la campaña “Pepsi Challenge”–, Sculley llegó a la empresa con el objetivo de luchar contra las bajas ventas de los ordenadores Macintosh y la necesidad de poner orden al caos creativo que Jobs había desatado.

   Sculley descubrió pronto que no podía controlar a Jobs y que tendría que dejarle ir, hoy se lamenta.

   “No he hablado con Steve en 20 años y pico”, declaró Sculley al portal ‘The Daily Beast’.”A pesar de que aún hoy no habla conmigo, y creo que nunca lo hará, le tengo una gran admiración”.

   El enfrentamiento entre Sculley y Jobs surgió cuando el ex-directivo de Pepsi lo reemplazó en su papel de supervisor de la división de ordenadores Macintosh, cuyas ventas se habían estancado el año anterior. Así que Sculley y el consejo lo dejaron sólo con un cargo de presidente ceremonial.

   Aunque Sculley dijo que acepta la responsabilidad, también cree que la junta directiva de Apple debería haber entendido que era necesario que Jobs siguiera en el cargo.

   “Mi sensación es que probablemente nunca se hubiese roto la relación entre Steve y yo si hubiéramos tenido diferentes papeles”, afirmó Sculley. “Tal vez debería haber sido él director general y yo debería haber sido el presidente. La visión de futuro es una de las funciones que se esperan de una junta directiva”.

   Los miembros de aquella junta hace mucho tiempo que dejaron Apple, que ahora cuenta con Al Gore, entre sus miembros. Mientras tanto, Jobs disfruta, según el medio inglés, de una oleada de artículos alabando el hito de haber superado a Microsoft como empresa tecnológica mientras crece la expectación ante el inminente lanzamiento de iPhone 4.

   “Apple está en una posición ventajosa”, declaró Sculley. “Los mismos principios en los que Steve es ahora tan riguroso son aquellos en los que él mismo caía en aquel entonces. Ahora es mucho más sabio y un mejor ejecutivo”

   Restaurado como CEO de Apple en 1997, Jobs es ahora el CEO más respetado del planeta –subió al escenario durante la Apple Worldwide Developers Conference el pasado lunes para presentar el nuevo modelo de iPhone ante un público entregado– mientras que los productos que Jobs ha defendido –iPhone, iPod, y iPad– han revolucionado la industria tecnológica.

   “Predigo”, añadió Sculley, “que Apple no sólo pasará a Microsoft en capitalización de mercado, sino que va a ir mucho más allá”.

BELÉN ESTEBAN ¿ACADÉMICA?

El periodista y académico colombiano Daniel Samper
El periodista y académico colombiano Daniel Samper
EFE – La Rioja – 02-06-2010
El periodista y académico colombiano Daniel Samper ha aludido hoy al uso del lenguaje en los medios de comunicación y señalado que si en ellos ‘Belén Esteban ha asumido el papel de Azorín, hemos perdido algo’.

Samper ha moderado hoy la primera mesa redonda del seminario internacional de lengua y periodismo ‘Los periodistas, maestros del español’, en la que han participado profesionales de la comunicación de España, Argentina y Chile.

Ha aludido a los medios digitales ‘que cambian la responsabilidad del periodista en el uso del lenguaje’, lo mismo que ‘la presencia en televisión de personajes anónimos y que los periodistas deleguen su magisterio en sus propios invitados’.

Por ello ‘el español que oímos ahora es el de una vecina o un preso’, dos de las personas anónimas que pueden aparecer en los medios ‘y también el de los publicistas, que son los mayores enemigos de la lengua’.

Por todos estos problemas y por ‘el periodismo convergente’ -que una persona realice el trabajo en varios soportes- los profesionales de la comunicación ‘estamos a punto de decir que esta responsabilidad nos la cargamos nosotros’.

El periodista Isaías Lafuente, de la Cadena Ser, ha repasado los ‘pecados capitales’ de los periodistas en el uso del lenguaje, entre los que ‘el principal es la ignorancia’.

Entre esos pecados ha citado la ‘falta de controles de calidad’ el ‘repetir errores de aquellos a los que admiramos’ y ‘devorar signos de puntuación o artículos’ (decir Moncloa en vez de La Moncloa). ‘Si nosotros dejamos de utilizar esas cosas, quienes se miran en nosotros también las dejarán de usar’.

Además, ha aludido a la ‘avaricia’ periodística de ‘acumular palabras para pensar que somos más cultos’ con expresiones como ‘planes de futuro, y los planes no pueden ser de pasado, o decir que alguien es favorito a priori’
También la ‘lujuria’ de ‘coquetear con términos importados desplazando palabras que tenemos’ y la ‘soberbia’ de pensar que ‘somos maestros de la palabra’.

Otro periodista y ex profesor universitario José Javier Muñoz ha defendido que ‘a los periodistas en ejercicio no hay que cargarles el muerto del mal uso del lenguaje’ porque ‘hoy la comunicación es un negocio y el periodismo también, un método de grandes empresas para obtener dinero’.

En ese contexto ‘se mezcla opinión e información’ y ‘es imposible distinguir qué opina el periodista, el político o el dueño de una cadena de televisión’.

Y a esos empresarios ‘no es que les interese desinformar, pero no les importa’ y ‘es más fácil manipular si no hay elementos de juicio’.

Además, del lenguaje ‘también la culpa es de la pésima educación’ porque hoy, los nuevos periodistas ‘saben más códigos tecnológicos, pero tienen menos medios para descifrar códigos de información’.

El periodista chileno Sergio Campos, de Radio Cooperativa, se ha referido al nivel de las facultades de periodismo, que en su país es superior en las públicas que en las privadas, paralelo al nivel de exigencia para ingresar en ellas.

Los periodistas ‘forman parte de la educación informal, no competimos con las universidades’, ha dicho Campos.

‘Nuestro medios -ha señalado- ofrecen una complementariedad en esa educación, permiten que salgan en antena o que se lean por internet a personas anónimas con sus propias maneras de hablar’.

Y así ‘los periodistas somos maestros del lenguaje y alumnos a la vez’, ha concluido.

LA OCU ALERTA SOBRE EL iPAD

. La Organicación de Consumidores y Usuarios (OCU) ha analizado el nuevo dispositivo de Apple, iPad -a la venta en España desde el viernes 28 de mayo y prácticamente agotado en su primera hora en las tiendas-, y asegura que es “tentador”, “pero peor que el kindle, en todo”. Además asegura que “tiene sus limitaciones”, pese a ser “muy bonito y versátil”. Recuerdan que “este dispositivo no sustituye al ordenador”, si bien “en algunos escenarios puede ser la mejor opción”. La OCU destaca el precio del dispositivo –adquirido en Estados Unidos–: de 479 a 779 euros en función del modelo, una cantidad que desde la OCU califican de “nada económica”. Aunque sus 688 gramos lo convierten en el ordenador más ligero, lo cierto es que, al estar pensado para ver vídeos y trabajar con él sosteniéndolo en todo momento, “entonces 700 gramos pueden ser demasiados gramos”.

Critican el hecho de que la pantalla no se vea con comodidad en sitios abiertos y la ausencia de multitarea o que la única manera de instalar nuevas aplicaciones sea comprándolas en la App Store porque “devuelve el mercado el concepto de pagar por el software”. No obstante,  reconocen que la velocidad de respuesta del iPad hace que sea posible cambiar de un programa a otro con gran rapidez.  Alertan de que el tablet viene con “muy pocas preinstaladas” y el que los precios de las disponibles en App Store sean significativamente más altos que los de apps para iPhone. ” Para el iPad cuesta entorno a los 4 euros mientras que la misma versión para el iPhone cuesta unos 0,8 euros”, afirman. Otra carencia    ES que el iPad no tiene webcam ni conector HDMI, ni tampoco puerto USB ni ranura para leer tarjetas de memoria.Destacan la alta calidad del sonido y la autonomía de la batería, que permite trabajar un día entero; si bien “el mayor problema es el tiempo que tarda en recargarse”. Para la OCU  como e-reader, “el Kindle es mejor en todo” ya que pesa la mitad que el iPad, y es mejor para comodidad de la lectura y también en duración de la batería. “Pero, a cambio, el iPad es más versátil”. El iPad es bueno para ver vídeos, para navegar por Internet, para escribir – aunque es “algo incómodo” – pero, especialmente, para jugar por la interfaz multitouch con una pantalla grande y el precio de los videojuegos.